¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ATENTADO EN BARCELONALos Mossos investigan si el hombre abatido en Subirats es Younes Abouyaaqoub, el autor del atentado en Barcelona

“Idomeni es una jungla de barro y tiendas de campaña”

Conocemos algunas de las iniciativas ciudadanas creadas por diferentes organizaciones en España, que ayudan a los refugiados alojados en las fronteras de Europa, como en el campo de Idomeni

Desde que estalló el conflicto sirio, en España han surgido diversas iniciativas de organizaciones ciudadanas que se desplazan a prestar ayuda a los campos de refugiados como el de Idomeni. /

Desde que estalló el conflicto sirio, son miles los refugiados que huyen de la guerra buscando asilo en Europa, pero muchos de ellos no consiguen llegar al Viejo Continente y quedan atrapados en las fronteras. En España han surgido cascadas de iniciativas ciudadanas creadas para ayudar a los refugiados, y esta mañana en Hoy por Hoy con Gemma Nierga hemos querido conocer a algunas de ellas que aportan su granito de arena viajando hasta estos campamentos improvisados.

"Los niños vagan por Idomeni", explica Alicia Conejero, una de las componentes de la asociación Sra. Wake Up. Conejero comenta que desde su organización iban con la idea de ir a Lesbos, pero allí "los voluntarios están muy organizados", por lo que decidieron trasladarse hasta Idomeni, en la frontera de Grecia y Macedonia.

Cuando llegaron allí "no había voluntarios", y al comenzar a llover "aquello se convirtió en un infierno embarrado", recuerda y comenta con tristeza que los refugiados tienen la esperanza de "que Europa los va a acoger".

Eleazar Martínez, es el presidente de Hesed, una asociación que se ha unido con la ONG Rebost Solidari, para enviar calzado, ropa y material de higiene a los refugiados que se encuentran en Grecia.

Con la ayuda del cuerpo de bomberos de Figueres han logrado llenar un tráiler que llevará este material a los refugiados. Están a la espera de la confirmación del Gobierno griego para comenzar un viaje que les cuesta 4.000 euros entre peajes, combustible y ferri, según ha explicado Martínez.

Por último, hemos querido conocer la experiencia de Abraham Pavón, miembro de Pallasos en rebeldía, otra organización que también ha estado en Idomeni. Armados con globos de colores y narices rojas, han intentado animar a las familias a las que la UE ha dejado desamparadas.

"Idomeni es una jungla de barro, de tiendas de campaña y de gente sin información", dice Pavón y condena las políticas de la Unión Europea como "vergonzosas".

Ellos han tratado de sacar una sonrisa a los niños y adultos refugiados hace unas semanas en Idomeni, pero en los próximos días viajarán a Francia, a Calais, porque como reitera Abraham, "la risa es la esperanza".

Cargando