¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La mirada de Soledad Gallego-Díaz

Los gitanos son tan europeos como los payos

"La discriminación está aumentando con el éxito de los gobiernos populistas y ultraderechistas del centro de Europa"

En un reportaje sobre racismo en Estados Unidos que obtuvo hace años un premio Pulitzer, un joven negro se quejaba: “los emigrantes hispanos aguantan también el maltrato racista, pero quizás, en un momento dado, puedan recoger sus ahorros y volver a su país. ¿A dónde se supone que me tengo que ir yo? Soy estadounidense”. Lo mismo podría decir en Europa un joven gitano: “¿A dónde se supone que quieren que me marche? Soy europeo, rumano, húngaro, checo, tan europeo como cualquier otro ciudadano de la Unión, pero no recibo el mismo trato”.

La Unión Europea y el Parlamento Europeo están celebrando, por primera vez en la historia, una semana gitana o roma, que es como se les denomina en la mayoría de los países europeos. ¿Por qué se ha tomado esa iniciativa? Porque resulta evidente que la minoría más perseguida y maltratada hoy entre los europeos es la minoría europea gitana y porque es evidente que ninguno de los programas previstos para luchar contra esa discriminación está dando resultados. Al contrario, la discriminación está aumentando con el éxito de los gobiernos populistas y ultraderechistas del centro de Europa. Se les trata como si fueran inmigrantes económicos cuando en muchísimos casos son europeos con los mismos derechos que cualquier otro en sus desplazamientos dentro de la UE. Continuamente se denuncian casos de deportaciones de gitanos de un país europeo a otro. La semana del Parlamento Europeo no servirá de gran cosa, salvo, quizás, para que se hable del tema. Algo es algo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?