¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GUÍA DE PADRES

“Los adolescentes tienen más freno con el alcohol de lo que pensamos”

Carles Capdevila y Rocío Ramos-Paul analizan el papel que debemos adquirir para controlar el consumo de alcohol que hacen nuestros hijos

Un grupo de adolescentes consumiendo alcohol. /

Echamos un vistazo a las redes sociales y a los periódicos y vemos una imagen que nos sobrecoge. Podemos observar a una joven, en la camilla de un hospital completamente entubada, con vendas en la cabeza y un collarín que sostiene su cuello. Es la foto de una adolescente norteamericana hospitalizada tras sufrir un coma etílico. Una imagen que ha trascendido no solo por su contenido, sino porque fue su madre la que la captó desde el hospital y la compartió a través de Facebook. En Hoy por hoy con Gemma Nierga acogemos una temporada más nuestra 'Guía de padres' tratando el consumo de alcohol entre adolescentes con Carles Capdevila y Rocío Ramos-Paul.

Muchos de nuestros hijos adolescentes consumen alcohol. Aunque se lo prohibamos o se lo prohíban, ellos beben. Y lo intuimos, lo imaginamos, o lo sabemos, pero ¿qué podemos hacer para evitar situaciones como la que ha protagonizado la joven norteamericana de quince años?

La fotografía plantea un gran debate. Su publicación puede ser considerada como una forma de concienciar a la población adolescente y adulta de los riesgos que el alcohol puede causar. Pero también se deja ver una vulneración de la intimidad de la joven por parte de su madre al compartirla a través de las redes sociales. "Es más el impacto momentáneo que causa la fotografía que la capacidad para inducir en sí mismo un cambio de hábitos", comentaba al respecto Francisco Babín, delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas. El experto destacaba la necesidad de sensibilizar a la población adulta de los riesgos del consumo excesivo de alcohol, pero concretamente, este método cree que no es el más acertado para lograrlo a largo plazo.

Rocío Ramos-Paul cree que la publicación de la foto es importante para lograr una preocupación de otros padres y también para que algunos jóvenes puedan considerarlo como "un punto de inflexión", porque los adolescentes "tienen más freno de lo que nosotros pensamos", apuntaba.

¿Pero qué papel debemos adoptar? ¿Los perseguimos? ¿los vigilamos? ¿los comprendemos? Babín sostiene que a determinadas edades es importante llevar a cabo una labor vigilante desde una perspectiva franca y de diálogo y nunca inquisitorial. Ramos-Paul destaca el valor de ser perseverantes en prevenir y también comprender que los jóvenes pasan por una fase de experimentación "a todos los niveles" durante la adolescencia que implica descontrol.

La edad de inicio de los jóvenes es a los 13 años y medio y su cerebro no termina de desarrollarse hasta los 23-23. "El objetivo de los padres debe ser retrasar la edad de inicio, no que no se beba, porque es frustrante", concluía Babín.

Cargando