¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA FIRMA DE IÑAKI GABILONDO

Heroicamente escondidos

Escurrir el bulto y sacudirse la responsabilidad entregando a las cabezas que hagan falta es una gran virtud política aunque en la vida civil sería prueba de mezquindad y de cobardía

Hoy comparecerá Luis de Guindos para explicar el caso Soria, un grave error aderezado con una sarta de mentiras, mientras los ‘sorayos’ y los ‘margallos’ del G5 se acuchillan en Génova y en Moncloa, y la obligatoria imparcialidad de Ana Pastor naufraga. Fiel a su costumbre, Rajoy permanecerá gallardamente escondido, como ocurrió con el caso Bárcenas, Matas, Mato, Rato, Fabra, los Gürtel, los tesoreros y los demás centenares de casos aislados.

Como sabemos, escurrir el bulto y sacudirse la responsabilidad entregando a las cabezas que hagan falta es una gran virtud política aunque en la vida civil sería prueba de mezquindad y de cobardía. Por ejemplo, Rajoy se avergonzaría de su hijo si éste se comportara así en su vida familiar o escolar. Pero lo tenemos digerido. La encuesta difundida ayer por el diario El País hacía saber que en unas nuevas elecciones el Partido Popular ganaría con más ventaja aún. De Guindos no comparecerá en el pleno del parlamento, se esconderá en la comisión de economía con la complicidad de Ana Pastor. Rajoy se esconderá en De Guindos y todos nos esconderemos, una vez más, en la mediocridad de lo malo conocido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?