Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Contigo dentro

Celia Blanco Madrugada del domingo al lunes de 01:30 a 02:30
ANÁLISIS

No subestimes cuánto sexo quiero

Parece que la Tana se resiste a que el sexo se acompañe siempre de amor

No subestimes cuánto sexo quiero

Getty Images

Quisiera que el sexo fuera siempre una decisión absolutamente personal. Que nadie pudiera presuponer cuál es el mejor para mí y que yo no me permitiera el lujo de intentar que todos follen como me gusta que me follen a mí. Son momentos en los que cualquiera opina, cualquiera descubre, pero también cualquiera impone. Dejémonos de creernos el ombligo del mundo y apostemos por que aprendamos y a la vez enseñemos. Hagámoslo juntos o, si lo prefieren, hagámoslo por separado.

El amor es la panacea que consigue que todo este sexo sea la mejor de las posibilidades. La mejor de las apuestas para todos los implicados, la mejor de las soluciones para todos los conflictos. Pero seamos lo suficientemente honestos para apostar por alcanzarlo. Dejémonos de teorías de lindas princesitas que necesitan príncipes que las salven, no vaya a ser que nuestro concepto de ese idílico sentimiento sea tan endeble como el de esos cuentos que ya no leemos. No condenemos no enamorarnos de todos los que a cambio, sí queremos en nuestra cama. No subestimen el sexo y menos aún el amor que sintamos por él. Ocúpense de quien los acompaña en la cama pero, por favor, no se preocupen. Preocúpense de amar solo cuando lo merezcan.

Me niego a condenar el interés del sexo por el sexo, de los polvos furtivos y hasta la promiscuidad. El amor es la mejor de las elecciones. Exigirlo la mayor de las condenas. Ahora escojan cuánto sexo, cuánto amor y cuánta honestidad quieren en sus vidas y sobre todo en sus camas.

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?