¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#PedroSánchezEnlaSER

Pedro Sánchez no dimitirá aunque el Comité Federal tumbe el Congreso

El líder del PSOE sostiene que es preferible ir a terceras elecciones antes que un gobierno de Mariano Rajoy

Pedro Sánchez, durante su entrevista en los estudios de Radio Madrid / ROBERTO CUADRADO

Pedro Sánchez no se plantea dimitir si el Comité Federal del PSOE del ´próximo sábado tumba su propuesta de convocatoria de unas primarias y un Congreso el próximo mes de octubre. “Por supuesto que no dimito”, ha zanjado el secretario general del PSOE en Hoy por hoy, tajante, al tiempo que ha lanzado un órdago a los críticos: “que planteen una solución, a lo mejor tienen que plantear que lo que están defendiendo como mejor opción es la abstención" ante Mariano Rajoy. Sánchez ha explicado, además, que tampoco se planteó dimitir tras los resultados del pasado domingo en las elecciones gallegas y vascas, porque está “en asumir responsabilidades”, lo que en su opinión pasa por “convocar un Congreso, unas primarias, y proponer una hoja de ruta a la militancia: decir no a Rajoy, no a unas terceras elecciones y que haya un gobierno alternativo”. En caso de que ese gobierno alternativo fracase, ha insistido en que no se planteará la abstención porque, ha explicado, es mejor ir a unas terceras elecciones que permitir un gobierno de Mariano Rajoy. “No voy a apoyar un gobierno de Rajoy, no quiero para mi país un presidente que envió un SMS a Bárcenas diciendo ‘sé fuerte’, mi país se merece un presidente limpio”, ha explicado Sánchez, que ha defendido que “para un demócrata unas elecciones nunca son una mala solución. Una mala solución es que se pueda indultar a un presidente como Rajoy”.

Para Sánchez, “con el debate de la abstención nos estamos jugando una cuestión que no es táctica sino esencial para el futuro de la socialdemocracia en el medio plazo”, y ha atribuido el retroceso que ha venido sufriendo el PSOE con que “un cierto electorado de izquierdas considera que el PSOE se ha asemejado al PP en algunas cuestiones”. Por eso, en su opinión, no es cierto que el suyo haya sido el peor resultado en la historia de su partido, sino que haber sobrevivido al intento de sorpasso por parte de Podemos en las últimas elecciones, el 26-J, “se verá dentro de unos años como uno de los principales logros de la izquierda”.

Dirigiéndose a los críticos, Pedro Sánchez se ha preguntado “por qué llaman reflexión a lo que es una abstención”, y ha destacado la sinceridad de Guillermo Fernández Vara, “que ha defendido abiertamente la abstención”. Según el líder socialista, “ha llegado la hora de que pongamos las cartas sobre la mesa”, y ha apuntado que no teme el Comité del sábado porque tiene “ganas de decirnos las verdades y de que cuando el PSOE vote, el partido tenga una sola voz, la de su secretario general”. En este sentido, ha criticado “que como líder se me intente imponer una decisión que no comparto” para ponerla en práctica, en referencia a una posible abstención para que Rajoy fuera investido presidente, y ha insistido en que eso llevaría al PSOE “a esa posición política”, la de un PSOE subalterno al PP.

Sobre la alternativa que se plantea encabezar si, finalmente, consigue el apoyo de su partido, Sánchez ha defendido la posibilidad de “un gobierno con Podemos y Ciudadanos, y con la capacidad de hablar con las fuerzas nacionalistas”. Ha señalado, además, que está dispuesto a aceptar “un gobierno de coalición, con independientes de prestigio, que se someta a una cuestión de confianza a los dos años”, y ha insistido en que hablará “con los nacionalistas catalanes”. Una hoja de ruta que no se verá modificada, ha dicho, aunque Puigdemont, como está contando la Cadena SER, plantee un referéndum unilateral de independencia, y que necesita “a todo el partido detrás, si no lo tengo, difícilmente se va a conseguir”. Sánchez también ha reprochado a los dirigentes socialistas que ellos sí gobiernen con el apoyo de Podemos, y se ha preguntado “¿por qué ellos sí y yo no?”. El líder socialista ha criticado, en cualquier caso, como “gravísimo” que Podemos haya retirado su apoyo al PSOE en Castilla-La Mancha, una decisión que ha atribuido a “debilidades y contradicciones de Podemos y su debate interno sobre su relación con el PSOE”. Lo importante, ha defendido, “es la gobernabilidad de Castilla-La Mancha y Extremadura”, ha dicho Sánchez, que ha recordado que, de todas formas, en ambos casos, los presidentes autonómicos del PSOE “tienen el apoyo de su secretario general”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?