¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA MIRADA DE SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ

Una imagen desoladora

Debe ser la primera vez en la historia del parlamentarismo europeo en el que se celebra un pleno en ausencia total e intencionada del Ejecutivo

Todo lo que está ocurriendo en el PSOE tiene, desde luego, gran importancia política, porque el Partido Socialista es un elemento crucial en la vida política española y no puede estar meses desgarrado en una pelea interna tan brutal. Sin embargo, ayer la imagen política más desoladora no fue la de los dirigentes socialistas enfrentados, sino la de un pleno del Congreso de los Diputados al que no asistió ni uno solo de los miembros del Gobierno.

El Partido Socialista es de los socialistas, militantes y, quizás, votantes, pero el Congreso es la sede la soberanía nacional y los diputados son sus representantes. Debe ser la primera vez en la historia del parlamentarismo europeo en el que se celebra un pleno en ausencia total e intencionada del Ejecutivo.

El presidente Rajoy impone su criterio según el cual un gobierno en funciones no tiene por qué someterse al control del Parlamento. Afirma que está limitado por una ley que le impone márgenes muy estrechos de actuación y que no tiene por qué someterse a ningún control. Ni tan siquiera tiene por qué escuchar al Parlamento ni mostrarle el menor respeto, según parece.

Su interpretación ha sido recurrida en el Tribunal Constitucional, que se lo ha tomado con mucha calma, de manera que no empezará a estudiar el caso hasta mediados de octubre. Es muy posible que el Parlamento se disuelva antes, si hay unas terceras elecciones, y seguramente Rajoy piensa que el recurso decaerá, por desaparición del objeto de debate. Sin embargo, muchos constitucionalistas piensan que no es así.

La pregunta formulada en el recurso tiene dimensión objetiva y debería encontrar respuesta en el Constitucional. ¿Qué pasará si el Alto Tribunal decide que Rajoy no tiene razón y que debió someterse al control de la Cámara? Nada, no pasará nada. Rajoy dirá que cualquiera puede equivocarse y seguirá tan ricamente jugando con las instituciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?