¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“Nos hemos centrado en las calorías que tiene un alimento en lugar de saber si es saludable o no”

Ahora que ha terminado el verano, más de uno querrá librarse de esos kilos de más que ha ganado en las vacaciones. Debemos saber cómo hacerlo y estar seguros de que lo hacemos correctamente. Para ello, el pasado domingo en nuestro programa hablamos con Aitor Sánchez, autor del libro “Mi dieta cojea”, una obra que va a romper con todos los mitos sobre la comida con los que hemos crecido

¿Podemos tomar leche? ¿Cuál es el desayuno ideal? ¿Es recomendable cenar hidratos? ¿Tenemos que hacer obligatoriamente cinco comidas al día? En SER Consumidor hemos querido darle respuesta a todas esas preguntas que afectan a nuestra alimentación.

La solución para bajar de peso no reside en las calorías. Aunque parezca mentira, no nos ayuda en nada andar contando calorías cada vez que hacemos la compra. “Nos hemos centrado en ver cuánta energía tiene un alimento en lugar de saber si es saludable o no. Además, al comprar tanto producto light o sin grasa, no nos sacia y después tenemos más hambre a la hora de la verdad”.

“Siempre deberíamos hablar de ‘dietas saludables’ y deberíamos dejar las proporciones, gramos de proteínas, porcentajes…Si se cuantifica va a haber cabida para alimentos que no deberían estar en nuestra dieta y que van a desplazar a otros más importantes”.

Tenemos que romper con el mito de que la pirámide alimentaria es la alimentación correcta. “No hay que comer como la pirámide alimentaria porque todo el mundo en su sano juicio sabe que la base de nuestra alimentación no tienen que ser harinas, cereales de desayuno o pan de molde”. Nuestra base alimentaria debe estar formada por “frutas, verduras y hortalizas, acompañadas con una proteína y una grasa de calidad”.

Aitor hace hincapié en romper el mito de los hidratos por la noche. “Sí que podemos consumirlos pero que nos engorde o no depende de nuestras reservas energéticas en ese momento y por supuesto del resto de comidas durante el día”. E insiste en que no son realmente necesarias cinco comidas al día, sino que nuestras ingestas tengan alimentos saludables. “Si te va bien con tres, adelante con tres; si tu rutina se adapta mejor a cuatro, hazlo con cuatro comidas. Hemos hecho demasiado hincapié en las veces que tenemos que comer en lugar de centrarnos en el qué”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?