¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA FIRMA DE IÑAKI GABILONDO

El lío de seleccionar un once

Todo el mundo puede imaginar el lío que significaría para el PSOE tener que seleccionar a once para abstenerse o ausentarse o entretenerse en los servicios

Gracias al fútbol todo el mundo sabe lo difícil que es seleccionar un once y, por tanto, todo el mundo puede imaginar el lío que significaría para el PSOE tener que seleccionar a once para abstenerse o ausentarse o entretenerse en los servicios si, como parece, finalmente se opta por el viraje hacia la abstención.

Yo siempre creí que si los socialistas decidían este viraje del no a la abstención lo harían al ‘modo Fuenteovejuna’, en coro, que es como se ofrece imagen de unidad y además se nota menos quién desafina. Pero la fórmula empieza a presentar inconvenientes, el principal de los cuales es que no todos quieren cantar la misma partitura. Por el momento, el PSC y la presidenta de Baleares ya han dejado claro que siguen en el no y puede que no sean los únicos.

De modo que el viraje hacia la abstención se complica, y quebrada la ‘fórmula Fuenteovejuna’ qué queda. ¿Buscar once corderos para el sacrificio? ¿Pero cómo? ¿Pidiendo voluntarios, echándolo a suertes, o haciendo una ponderación multivariable de las circunstancias de cada uno? Asunto delicado porque no se trataría de seleccionar un once para la gloria futbolística, ni siquiera una cuadrilla de los once, golfa pero simpática, sino señalar a once a los que vestir con capirote y sambenito, signos de la infamia de los herejes condenados.

Cargando