¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ÚLTIMA HORA'Verano 1993', Biznaga de Oro del Festival de Málaga

Erradicar el fascismo de la violencia

Hemos visto, desgraciadamente, cómo el fascismo no ha desaparecido de ese ámbito de inteligencia y libertad que es la Universidad

Se cumplen hoy cinco años desde que tres encapuchados, ridícula parafernalia incluida, comunicaron a todos los españoles que ETA había decidido “el cese definitivo de su actividad armada".

José María Izquierdo

Muchos factores contribuyeron a ese fin, desde el rechazo social acumulado en una sociedad harta de tanto terror, saturada de soportar crímenes sin sentido, hasta la actuación de las fuerzas de seguridad del Estado, que fueron deteniendo a los comandos y las cúpulas de la banda unos tras otros, hasta quienes apostaron con hacer compatibles esas acciones con el ejercicio de la política. Y hay que recordar en este momento, ya lo hizo este Ojo el otro día, la labor y la valentía de tres socialistas insultados, vejados y vilipendiados como pocos políticos lo han sido: Zapatero, Rubalcaba y Eguiguren.

Es obligado mencionar hoy a Francisco Tomás y Valiente, asesinado a tiros en la Universidad Autónoma de Madrid hace ahora veinte años, porque hemos visto, desgraciadamente, cómo el fascismo no ha desaparecido de ese ámbito de inteligencia y libertad que es la Universidad, y hemos asistido, atónitos, al deplorable espectáculo de ver cómo unos descerebrados impedían dar una conferencia a Felipe González y Juan Luis Cebrián. ¡Una conferencia, una charla, una exposición de ideas, qué atrevido insulto y qué terrible provocación!

¿De dónde salen estos cafres? ¿Quién los anima, los alimenta, los azuza?

Cargando