¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA FIRMA DE IÑAKI GABILONDO

Cicatrización o gangrena

Por conciencia de Estado o por miedo a unas terceras elecciones el PSOE ha elegido un camino muy difícil

El Partido Socialista entró desunido en su Comité Federal y salió desunido de su Comité Federal. Para conocer el alcance de dicha desunión hay que esperar al próximo fin de semana, a la votación de investidura, que nos dará la medida de la disciplina interna. Hay que esperar, sobre todo, la prueba definitiva: el Congreso del partido, que el aparato intentará retrasar lo más posible para que se difumine la memoria de Pedro Sánchez. Pero eso no va a ser nada sencillo si Pedro Sánchez, tal y como ayer insinuó, llama a la reconquista y se pone al frente de los militantes o si un hombre de peso, como Borrell, mantiene encendida la llama.

La pregunta del día es si el tiempo va a cicatrizar o gangrenar las heridas. Gente de mucha cabeza y experiencia cree que la rebeldía irá diluyéndose poco a poco porque la máquina oficial pesa mucho en el día a día. Puede ser, pero yo no lo veo muy claro. Yo sólo conozco un cauterizador para las heridas internas de los partidos: el éxito. Y no sé cómo va a acumular éxitos el PSOE. En el parlamento le va a costar rentabilizar su oposición al gobierno pues le será permanentemente cuestionada por Podemos, un partido al que le ha llovido del cielo una gran oportunidad si no la arruina con sus propios enfrentamientos. Además, el PSOE no tiene ahora líder dentro de la cámara ni le va a ser fácil encontrarlo. El liderazgo oficioso, el de Susana Díaz, tendrá muy cuesta arriba ganarse la confianza de quienes en muchas agrupaciones de España la consideran la gran culpable de lo ocurrido. Sin presencia en el Congreso, pues no es parlamentaria, Susana Díaz no tiene muchos escenarios nacionales donde hacer méritos, sólo los medios de comunicación. Pero los medios de comunicación son armas de doble filo, muchos lo olvidan pero aparecer en los medios no siempre da, a veces quita.

Por conciencia de Estado o por miedo a unas terceras elecciones el PSOE ha elegido un camino muy difícil. He aquí una prueba injusta y brutal, pero a mi juicio indiscutible: a partir de hoy hasta las noticias del Gürtel, que van a seguir manchando al PP, le irán salpicando en forma de reproche a los socialistas. Va a ser un camino muy difícil.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?