¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

COCINA

Gemma Nierga: "Hoy haré una penitencia y me haré un huevo frito"

En nuestra sección de cocina Gemma Nierga ha confesado que ella nunca ha comido un huevo frito porque su textura no le gusta.

Mikel Iturriaga y el director de GastroSER, Carlos Cano nos han adentrado en un fascinante mundo del huevo. ¿Cómo nos gustan los huevos? ¿Huevo frito o huevo cocido?

Aún hay gente que evita los huevos porque cree que son malos para el colesterol. Un falso mito que la ciencia ha refutado. "La Fundación Española del Corazón no considera necesario restringir el consumo de huevos en la dieta de las personas sanas".

Nos han dado instrucciones para cocer huevos. El tiempo es la clave para conseguir una textura u otra

  • Huevo frito: 1 minuto
  • Huevo escalfado: 3-4 minutos (sin cáscara / con papel film)
  • Huevo mollet: 3-5 minutos (con cáscara)
  • Huevo duro: 8-10 minutos

Nos comentaban que la normativa europea prohíbe lavar los huevos antes de venderlos. Porque la cáscara es porosa, y al lavarlos favoreces que las bacterias acaben entrando hacia la clara y la yema. Así que si tienes un huevo muy guarrillo, lávalo sólo justo en el momento antes de usarlo.

Otra recomendación sanitaria: cuando casques un huevo, no lo hagas en el borde del bol en el que los vas a manipular, porque aumenta el riesgo de contaminación.

Carlos, Mikel lo tienen claro el huevo frito perfecto tiene dos escuelas: la que reivindica la puntilla y la que no. Si eres de la primera, lo mejor es hacerlo con aceite abundante y bien caliente. Si eres de la segunda, como Mikel, fuego más suave y menos aceite. Y además nos ha dado un truco para que el aceite no salte cuando echas el huevo, tirar una pizca de harina sobre la sartén. Infalible.

Cargando