¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA FIRMA DE IÑAKI GABILONDO

Ojo avizor

Si la desprotección de nuestros militares desplazados a Kabul es la que sus familiares denuncian, el gobierno debería dar muchísimas explicaciones

Hay que esperar. Hay que disponer de todos los datos. A petición de unos familiares, y con el visto bueno del fiscal, el juez Pedraz ha abierto una investigación sobre el ataque del terrorismo talibán contra la embajada española en Kabul en diciembre del año pasado. Ataque en el que murieron dos policías españoles. Si los hechos se produjeron tal como dice la denuncia, o el presidente Rajoy y sus ministros de Exteriores e Interior mintieron cuando informaron sobre lo ocurrido, o nuestro embajador les mintió al contárselo a ellos.

Si la desprotección de nuestros militares desplazados a Kabul es la que sus familiares denuncian, con defensas ridículas que no valdrían ni para críos que juegan a los soldaditos en una zona de riesgo extremo, el gobierno debería dar muchísimas y muy detalladas explicaciones y asumir, aunque no acostumbre, graves responsabilidades políticas.

Muchos de ustedes pensarán, si en la primera línea de este comentario ha dicho que hay que esperar a las investigaciones ordenadas por el juez Pedraz, ¿por qué no espera? Y respondo: sí espero el final de las investigaciones, no adelanto ningún juicio de valor sobre estos hechos, pero me coloco en posición de ojo avizor por si a nuestras autoridades se les ocurre repetir el denigrante escándalo de desinformación y barullo del caso Yak-42 en el cual Trillo cuajó una de sus mejores faenas en favor del PP y en contra de la Justicia. O por si salen esta noche del gabinete los actuales ministros de Interior y Exteriores y Rajoy, a partir de este momento, se sacude el caso Kabul como algo del pasado.

Cargando