Últimas noticias Hemeroteca

Europa se abona al 3-5-2

Antonio Conte lo rescató para su gloriosa Juve y lo adaptó a Italia y Chelsea, así ahora gran parte de clubes europeos están adoptando el sistema de tres centrales y dos carrileros

()

Admitamos que tiene connotaciones negativas hablar de un esquema de tres centrales, pero en realidad no tiene por qué retrotraernos a un equipo defensivo, ni mucho menos. Todo depende del acompañamiento que tenga delante ese tridente que cierra al equipo. Éste es el mejor momento en Europa porque gran parte de los clubes y selecciones importantes del continente han adoptado y (alguno de forma muy particular) adaptado ese 3-5-2. El germen de todo este proceso en el fútbol moderno ha sido la Juventus y el entrenador clave, Antonio Conte.

3 Scudettos consecutivos con los bianconeros le auparon hasta la Azzurra a la que tenía que rescatar después del fracaso en el Mundial de Brasil en la que la selección dirigida por Prandelli no pasó de la fase de grupos. Las dos últimas temporadas en la Juve había asentado el esquema de 3 centrales y con ellos había creado su propia BBC: Barzagli, Bonucci y Chiellini. Intensidad, ritmo pero nada de catenaccio fue lo que vimos de Italia en la Eurocopa de Francia, pasto de ello fue precisamente nuestra selección que fue arrollada en octavos por los italianos. Solo una gran Alemania, y por penaltis, fue capaz de apartar a una selección sin grandes estrellas pero con oficio y una idea clara.

Grandes expectativas y un equipo en crisis se encontró en su aterrizaje en Stamford Bridge. También dudas iniciales que no pudo disipar hasta que adaptó su 3-5-2 al Chelsea. A partir de ese momento, todo ha sido gloria. 6 victorias consecutivas en Premier y liderato con 17 goles a favor y ninguno en contra. Resucitando a jugadores como Viktor Moses o Hazard y encumbrando a Diego Costa como pichichi del campeonato. Algo parecido ha ocurrido en Sevilla con Sampaoli. El libreto del técnico argentino necesitaba de una presión alta, mucha intensidad y un fútbol ofensivo. Tenía momentos de buen fútbol, ocasiones, pero pecaba de excesiva fragilidad defensiva. Sampaoli ahora se blinda con tres atrás y ahora deja aún más libertad a los hombres de ataque comandados por la varita de Nasri. Esta, sin duda, es la variante más kamikaze del 3-5-2.

La libertad que le da a los carrileros o laterales largos y lo beneficiados que salen ciertos jugadores poco solidarios en defensa son aspectos muy atractivos para los entrenadores. Roberto Martínez sigue moviendo piezas en Bélgica para que la gran cantidad de prometedores futbolistas se conviertan de una vez en un equipo temible en Europa. En este último parón internacional comenzó a probar el 3-5-2 en versión ofensiva con mucha presencia de Carrasco por el carril izquierdo, libertad máxima para Hazard en tres cuartos y retrasando a De Bruyne para la construcción. Funcionó en la goleada ante Estonia (8-1) pero habrá que valorarlo ante rivales de mayor entidad.

El último ejemplo lo tuvimos este fin de semana en la Bundesliga. El gran duelo alemán nos presentaba a un Dortmund contra las cuerdas, a 6 puntos del Bayern que visitaba el Westfalenstadion con ánimo de hundir al rival. Sin embargo, Ancelotti se vio más que sorprendido ante Tuchel, que colocó a Bartra, Sokratis y Ginter atrás ayudados por Weigl y cuatro bestias arriba ahogando la salida de balón bávara. Funcionó y bastante bien, así que no extrañaría volver a ver este esquema en los próximos partidos de los amarillos.

No son clubes cualesquiera, ni mucho menos utilizan el esquema para dar un paso atrás. Reforzados por los buenos resultados, no sería de extrañar ver a otros equipos grandes como Manchester United o Atlético de Madrid abonarse a este sistema. El próximo lunes en Play Fútbol ahondaremos más aún en el impacto del 3-5-2 en Europa y cómo de beneficiados salen los clubes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?