Emisoras

Buscador de emisoras

Ir

Selecciona tu emisora

Àngels Barceló

LUNES A VIERNES de 20:00 a 23:30 h

Los jóvenes cubanos y su relación con el Fidel Castro de las primeras conquistas

Bloggers cubanos debaten en 'Hora 25' sobre el legado y el recuerdo del líder de la revolución

Cubanos esperan el paso de la caravana con las cenizas con la imagen del fallecido líder de la revolución cubana, Fidel Castro.

Cubanos esperan el paso de la caravana con las cenizas con la imagen del fallecido líder de la revolución cubana, Fidel Castro. / CIEGO DE ÁVILA (EFE)

  • Escucha el tramo completo del especial 'Hora 25':

"Me disponía a dormir en el día previo a mi cumpleaños, cuando un amigo me llama. Pensé que iba a felicitarme, pero me anunció la muerte de Fidel". "Estaba en casa y llamó un amigo a una compañera para comunicar la noticia. Vimos que estaban retrasmitiendo las noticias y hasta que no vimos al final del noticiero, cuando repitieron el anuncio de Raúl Castro, no me lo podía creer. Me sorprendió bastante, no lo creía, en los canales había películas y todo estaba muy normal. Siempre imaginé que cuando muriese Fidel todo el país quedaría pasmado". Son testimonios de José Hassan Nieves, de 29 años y editor de la publicación 'El toque', y de Mónica Baró, de 28 años y editora del blog 'Periodismo de Barrio'. Ambos jóvenes, ambos cubanos y ambos contemporáneos a las dos caras que los cubanos ven en Fidel Castro.

La reacción de Cuba

Pese a las celebraciones de la icónica calle 8 y el restaurante Versailles de Miami, donde hay una gran parte de los exiliados cubanos, la reacción en la ciudad de La Habana ha sido muy distinta. Mientras las cenizas de Fidel realizan a la inversa el camino que recorrió la caravana de la libertad tras la victoria de la revolución, el sentimiento que se vislumbra es respeto y tristeza.

"La reacción del país es triste, de profundo sentimiento de pérdida. Incluso los más jóvenes, que no tenemos una relación con Fidel, hemos guardado silencio y respeto por la otra parte que ven ustedes en la sociedad. Se ve tranquilidad, silencio, ya sea porque lo sientes o por respeto. No codificas bien lo que pasa pero por si las moscas guardas respeto", apunta José Hassan Nieves, que destaca el fuerte carácter psicológico de la situación.

"Hay un momento icónico, que tiene una explicación psicológica. Cuando las cenizas de Fidel pasan por delante de ti sientes algo muy fuerte. Hemos visto muchas imágenes de jóvenes que no tenían que reaccionar de manera emotiva y sin embargo lo hacen. También he escuchado a niños de 8 años gritando 'Yo soy Fidel'. A los adolescentes, si les preguntas, te van a mostrar a un personaje políticamente correcto, pero si indagas, la vida es normal", continúa José, que apunta que la mayoría de los jóvenes cubanos se identifican con el Fidel de los libros de historia, el que lideró la revolución.

"Tuve la oportunidad de hablar con unas jóvenes de 18 años y me hablaban del Fidel de los libros de historia. No es el mismo Fidel que el que tengo yo de referencia con 10 años más. Yo pude presenciar su rol en la sociedad cubana. Para estas generaciones, Fidel está relacionado de las primeras conquistas. No te hablan de la etapa más actual de la sociedad cubana. Te hablan del hombre más rebelde, del más joven. Yo también me identifico más con ese Fidel que con el Fidel que viví", coincide Mónica Baró. Para ella el sentir general Cuba no es tan hondo como parece.

"Ves reacciones, sobre todo en la inmigración, que son totalmente contrarias. Tampoco es algo tan fuerte. Aquí en Cuba yo no percibo ese sentimiento hondo de pérdida. En las generaciones mayores sí, pero como ha estado tanto tiempo fuera (...) Cuando uno pierde a un abuelo, tú vas a una funeraria y la gente no está llorando. Aquí, cuando hablas con alguien sí que te cuentan lo que significó Fidel, pero tras su salida del poder hace unos años ya no hay ese desconcierto que si hubiese existido si esta muerte se hubiese producido cuando Fidel era el referente de este país", apunta Mónica.

El factor Trump

En lo que sí coinciden ambos es en la idea de que Fidel Castro ya no era un factor determinante en la política cubana. José Hassan Nieves cree que hay una parte de Cuba más preocupada por la política del presidente electo Donald Trump que por la pérdida del referente de la revolución. "Estoy más preocupado por Trump que por lo que pueda significar la muerte de Fidel. Fidel ya no era un factor determinante de la política de Cuba. Sí que su figura podía pesar en una medida determinada, eso asumiendo que hubiese medidas que no se hubiesen consultado con él. Me preocupa más, como cubano, lo que pueda pasar con Donald Trump, y me preocupa con temor. Si Trump retrocede 56 años, volveremos a ver al pueblo cubano de las marchas", comenta este joven bloguero.

"Desde 2004, lo que más temía era que se rompieran aún más las relaciones con los Estados Unidos. Mis interpretaciones con la caída de Fidel ese año y demás episodios de enfermedades eran 'ahora si vamos a estar en guerra'. Llevas toda tu vida preparada para la guerra y a Fidel yo lo tenía asociado a una figura que nos había salvado de esa guerra. Eso es algo con lo que yo crecí. Cuando enfrenté la muerte de Fidel ya no tenía ese temor que tuve en 2004. Lo he vivido con mucha naturalidad porque ya había visto un país después de Fidel", relata Mónica Baró para posteriormente añadir que " Fidel ya estaba ausente, era una figura que se asemejaba a una reliquia de la política cubana", idea en la que han coincidido ambos blogeros.

La Cuba que viene

Respecto al futuro de Cuba, ambos señalan dos variables: Donald Trump y las pugnas por el poder. José cree que la exaltación del castrismo que se vislumbra hoy en las calles de La Habana se apagará pasado un tiempo, cuando el régimen tenga que hacer públicos determinados resultados. "Yo no veo la Cuba del año que viene, no puedo imaginármela. Las primeras semanas tras la muerte, esto que se ha activado va a preponderar. Ahora, cuando el año que viene, el 31 de diciembre, el presidente tenga que decir que el país tiene el 0% de crecimiento, cuando en enero o febrero Raúl Castro tenga que explicar que se emprendió una campaña de control de precios que no ha conseguido nada... creo que este país volverá a poner los pies en la tierra", comenta este bloguero, que no se olvida del presidente electo de los Estados Unidos.

"Si Trump introduce otra variable, ya veremos", asevera en relación a la política proteccionista pregonada por Donald Trump en campaña y en si esta medida puede despertar del letargo a los afines del castrismo.

Para Mónica, la falta de transparencia y las luchas por el poder también serán un factor determinante. "Cuba es un país muy inestable. Tenemos un contexto en que yo siento que más allá de la muerte de Fidel hay tantas cosas que operan en la pugna por el poder a las que no tenemos acceso que yo vivo con la misma incertidumbre que años atrás", ha sentenciado.

Comentarios Normas

comentarios

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

Regístrate ¿Por qué registrarse?