¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL DIETARIO

El choque, cada vez más cerca

Josep Ramoneda opina sobre la deriva que está tomando la cuestión catalana, la aprobación del techo de gasto y Alepo

Imperio de la ley, como dicen algunos, o sedición. Cada día que pasa hay más indicios para pensar que el conflicto catalán se va acercando al choque. Pero la realidad, es que la sedición a día de hoy es imposible, porque Cataluña no tiene fuerza para imponerla. Y el imperio de la ley, es decir, la suspensión de la autonomía: primero, sería un enorme fracaso, porque demostraría una incapacidad patológica para afrontar el problema políticamente; segundo, no resolvería nada y en cambio enconaría el conflicto definitivamente.

¿Qué es lo que más temen los dirigentes soberanistas? La inhabilitación, que les dejaría fuera de la política. Por eso alguno ya ha dado instrucciones a su entorno de no dar paso alguno que pueda acarrearle el castigo.

PP, PSOE y Ciudadanos votan el techo de gasto. El frente de la ortodoxia funciona sin fisuras. Próxima etapa, presupuestos.

“Hemos hecho historia con la liberación de Alepo”, dice Asad, resucitado sobre los cadáveres amontonados durante los años de guerra. En realidad, quien ha hecho historia es Putin que le ha ganado la guerra. Y se ha cepillado el orden mundial que alumbró la derrota de la URSS en la guerra fría. Ante la trágica dejadez de Occidente.

Si Putin es el triunfador del año. ¿Quién es el gran derrotado en un año sembrado de emboscadas? La lista de candidatos es larga: Hillary Clinton, la derrota imposible, Mateo Renzi, el temerario, François Hollande, el impotente, David Cameron, el osado. Este último tiene atenuante. Le ha guiado el talante democrático: consultar a la ciudadanía para dirimir un conflicto. Lo hizo en Escocia y ganó; lo hizo en Gran Bretaña y perdió. Me temo que el referéndum es uno de los grandes perdedores de 2016. Los referéndums sirven mientras dan los resultados que el poder espera, si los ciudadanos lo usan para rebelarse se dice que los carga el diablo. Y llueven los argumentos que ponen en duda su calidad democrática. Ay, ay con estos ciudadanos que se resisten a asumir que votar es obedecer.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?