¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“Lo peor es el olvido. Es un genocidio psicológico”

Más de 75.000 refugiados atrapados por la ola de frío que recorre Europa

Ropa tendida en la alambrada de un campo de refugiados al norte de Grecia. / ()

Lo más crudo del invierno también ha llegado a los campos de refugiados evidenciando -otra vez- el olvido de una crisis que continúa con el nuevo año. Decenas de miles de refugiados siguen transitando desde Grecia hacia la ruta de los Balcanes sin sitio en los campos ni otro lugar apropiado donde encontrar cobijo.

Acnur y la Organización Internacional para las Migraciones, junto a la información de las autoridades nacionales, calculan que 75.711 personas deambulan por esa ruta sin refugio apropiado. Casi todos siguen en Grecia (62.907) pero hay más de seis mil que han llegado a Serbia en su camino hacia el Norte.

En ambos casos, estos refugiados soportan intensas nevadas y temperaturas que rondan los -15º en una situación infrahumana. Falta ropa y calzado de abrigo y los casos de congelación se multiplican. Médicos sin Fronteras ha confirmado ya más de dos mil.

Punto de Fuga contacta este domingo con dos puntos de la ruta europea de los refugiados. Antonio Trives (porCausa.org) describe la situación en el campo de Nea Kavala, al norte de Grecia, recogiendo la opinión de los voluntarios en la zona que lamentan el olvido de los desplazados y definen todo esto como un "genocidio psicológico".

Y desde Belgrado, Andrea Contenta (Médicos sin Fronteras), relata la supervivencia de los refugiados en la capital serbia ocupando edificios abandonados y calentándose con la quema de basura.

¿Dónde te encuentras?

Actualmente me encuentro en el centro de la ciudad de Belgrado y la situación es extremadamente precaria. Se estima que en Serbia actualmente hay ocho mil quinientos refugiados... La mayoría están en campos de refugiados pero aquí, en el centro de Belgrado, esta gente está durmiendo a la intemperie, en edificios abandonados cerca de la estación central de la ciudad. La situación de estas personas ha sido precaria durante los últimos meses pero ahora, con el frío, las cosas están empeorando porque no tienen ningún acceso al sistema sanitario, ni baños, ni duchas... se calientan entre ellos quemando plásticos y otros materiales que encuentran por ahí.

¿cuáles son las condiciones del clima allí?

El clima aquí es extremadamente duro. El fin de semana pasado se registraron mínimas de 16 grados bajo cero. Ahora mismo hay ocho grados bajo cero... y las previsiones avanzan que será así durante varias semanas. Estamos en Serbia, en los Balcanes... los inviernos suelen ser fríos aquí pero era algo fácilmente predecible y todo el mundo sabía que el invierno estaba llegando. En realidad, el problema no son las bajas temperaturas sino que esta gente está fuera de los campamentos de refugiados porque no hay espacio allí para ellos y les dejan en unas condiciones de vida indignas e inhumanas.

Pero eso lo sabían las autoridades... Ustedes les avisaron de lo que se venía encima de estos refugiados...

Sí... en Médicos sin Fronteras hemos estado en contacto con las autoridades pero también con otras organizaciones, como Naciones Unidas o la Unión Europea. Con ellos hemos intentado desarrollar un plan mejor para dar cobijo a estos refugiados durante el invierno. Desgraciadamente estamos viendo los efectos de la política europea que sigue negando y sin reconocer que la ruta de los refugiados por los Balcanes sigue funcionando a pesar de que se decretara su cierre oficial en marzo del año pasado. Esta gente no tiene una alternativa segura y legal ni para quedarse ni para conseguir su objetivo. Así que el objetivo es dotarles de unas condiciones de seguridad y no ignorar a estas personas... Recuerden que estamos hablando de ocho mil quinientas personas y unas quince mil en Bulgaria... y más de cincuenta mil personas en Grecia.

Y estos refugiados no han recalado allí por arte de magia... Llevan meses...

Esta gente lleva meses aquí... Vienen desde Bulgaria y desde Grecia. La mayoría de ellos huyeron de sus casas hace un año o hace ocho meses o seis, en algunos casos... depende de sus condiciones de vida y de la historia personal de cada uno.

¿Hay niños en esos edificios del centro de Belgrado que habéis visitado?

Sí, de hecho, es una de nuestras principales preocupaciones. Hay muchos menores y muchos de ellos no están reconocidos como tal, como menores de edad. Casi la mitad de nuestros pacientes son menores de edad. Estamos muy preocupados por ellos porque nosotros solos no somos capaces de darles la atención especial que necesitan como personas vulnerables. Y, de nuevo, estamos hablamos de pacientes que necesitan un cuidado y un entorno específico. Salvo en los casos de urgencias, no podemos brindarles el cobijo que necesitan. Es por eso que estamos muy preocupados por estos colectivos extremadamente vulnerables pero no hay respuestas para ellos de las autoridades y otros actores implicados en esto.

¿Cómo se las apañan esos refugiados para sobrevivir en medio de este temporal de frío?

Ellos tratan de organizarse para dormir... queman todo tipo de materiales para calentarse (y eso ya ha provocado intoxicaciones en alguno de ellos porque inhalan los humos tóxicos). Y lo verdaderamente sorprendente es cómo las autoridades están ignorando todo esto. Una situación que está creciendo por el tiempo y porque todavía no ha llegado lo peor del invierno.

Puede que algunos de esos políticos europeos piense que la crisis de los refugiados ha terminado gracias al acuerdo con Rusia para las deportaciones de desplazados... ¿qué les dirías tú que has recorrido esas zonas donde malviven estos refugiados?

En realidad, el trabajo de Médicos sin Fronteras no es valorar esos asuntos sino prestar atención médica y humanitaria pero creo que podemos remitirnos a informes y a cifras para hablar de esta realidad. Es decir, después de la firma del acuerdo entre la Unión y Turquía y que se diera por cerrada esta ruta de los Balcanes, no hay un paso seguro ni legal para estas personas en Europa. La implementación de estos planes y estas medidas, que priorizan la seguridad en las fronteras antes que brindar protección, hace que estas personas corran más riesgos cuando tienen que cruzar las fronteras.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?