¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA MIRADA

Algún día deberán ser juzgados

Hace meses que esos niños, mujeres y hombres podían haber sido trasladados e instalados adecuadamente en ciudades europeas

“Esto va de salvar vidas, no de más trámites burocráticos ni de alfombras rojas, simplemente de impedir que unos hombres, mujeres y niños mueran víctimas del frío, ante la mirada impasible de toda Europa”. El funcionario de la ONU que dijo esto estaba muy enfadado. Ya no se trata de estar avergonzado sino de estar furioso, dijo: los refugiados que padecen nevadas y temperaturas bajo cero en míseras tiendas de campaña, sin ropa adecuada ni atención médica, simplemente no tendrían por qué estar ahí.

Hace meses que deberían haber llegado a los países a los que la Unión Europea dijo que debían ir. Hace meses que esos niños, mujeres y hombres podían haber sido trasladados e instalados adecuadamente en ciudades europeas, entre ellas varias capitales españolas, un traslado y una instalación que, para colmo, no le habría costado ni un euro a los respectivos gobiernos, el español incluido, porque se hubiera pagado con dinero de la Unión Europea. Simplemente, los responsables políticos de esos gobiernos, entre ellos el español, no han llevado a cabo los trámites necesarios.

Tienen otras cosas que hacer. O quizás, no. No tienen ánimo para empezar con el trasiego de papeles. Se enfadarán mucho si alguien les mira a la cara y les responsabiliza individualmente de las muertes. Pero lo son. Son responsables individuales de esas muertes y deberíamos algún día poder llevares a un tribunal que les juzgue y condene por delitos imprescriptibles contra la Humanidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?