¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

BALONCESTO

Nando de Colo y el Barça, ¿matrimonio de conveniencia?

El aficionado del F.C.Barcelona de basket está ilusionado desde que el lunes contamos en 'Playbasket' la posibilidad de que su equipo pueda fichar a la estrella francesa del CSKA Nando de Colo

Nando de Colo, en un partido de los Juegos Olímpicos de Río 2016. / /

No me extraña la ilusión. Sensación que va más allá de la deriva que vive su club esta temporada. Incluso si el Barça fuera líder en España y en Europa, el fichaje del francés sería como echarle bogavante en vez de gambas a una paella. Un lujo al alcance de pocos.

Empiezo por explicar la historia. No es una operación cerrada. Pero tampoco es un sueño irrealizable. El Barcelona intentó la contratación el pasado verano. Al mismo tiempo que el fichaje de Rice. El base llegó pero Nando no. El pastón que le puso el CSKA para renovarle hizo imposible poder competir. Y claro todos os preguntareis: ¿qué ha cambiado en seis meses?

Deportivamente casi nada. De Colo sigue siendo un jugador que brilla en Europa desde Rusia. Y lo hace en un equipo que manda en el continente. Pero no todo es baloncesto en la vida. Y la familia de Nando quiere vivir. Más allá de las canchas, Moscú es aburrido, frio y para un mediterráneo difícil de asimilar. Los viajes, tanto en la liga domestica (la VTB) como la Euroliga, son larguísimos. A consecuencia de ello pasa mucho tiempo fuera de casa y sin vida familiar que para el francés es muy importante. Su mujer es española, es amiga de Víctor Claver y por ahí empieza a despejarse la incógnita de la ecuación del posible fichaje.

Explicado lo importante del matrimonio expliquemos el resto. El resto es que De Colo en el CSKA es uno de los muchos importantes en una plantilla de 16 jugadores. Con Teodosic, Hynes o Fridzon quitándole foco. Algo que no pasaría en un Barcelona donde llegaría para ser la estrella que más brilla. Y llegaría para ser la pieza sobre la que se construye el futuro del equipo. Con una ficha acorde a lo que eso significa. Con una responsabilidad y un peso que le encanta.

Con 29 años al francés le quedan al menos cinco años de buen baloncesto. Y en cinco años se reconstruye una sección. Bien rodeado parece un refuerzo sobre el que poder volver a edificar un imperio. Le viene bien al Barca, le viene bien a él y hasta le vendría bien a su mujer. De ahí el nombre que encabeza el artículo. Todo apunta a que un posible fichaje sería un perfecto matrimonio de conveniencia.

Cargando