Últimas noticias Hemeroteca
40 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN 40 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN Diálogo entre Soledad Becerril, Ana María Ruiz-Tagle y Carmen Romero

Mensajes que reconfortan desde el más allá

La empresa 'Hasta siempre' ofrece un servicio de legado emocional: permite dejar un último mensaje en vídeo que se entrega a quien desees una vez fallezcas

En la novela El desierto del amor, François Mauriac escribe: "La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo". Inmortalizar el recuerdo en vida, guardarlo y conservarlo para disponer de él tras la muerte es lo que permite la empresa 'Hasta siempre'. Esta startup española ofrece el consuelo de dejar un último mensaje en vídeo, un legado emocional que se entrega a quien desees una vez fallezcas. Arantxa García es su fundadora, y nos ha contado cómo funciona un servicio que "reconforta y ayuda a pasar el duelo".

El servicio se contrata por teléfono o Internet. "Ayudamos a realizar un guión del mensaje, grabamos el mensaje, te enviamos una copia del vídeo ya editado y luego lo custodiamos". Una vez editado el mensjae lo guardan en cajas de seguridad con empresas externas, hasta el momento de la entrega, que hacen personalmente en toda España. Todo con la más absoluta confidencialidad: "Las personas que trabajan con nosotros tienen contratos de confidencialidad con indemnizaciones si los rompieran".

La original idea nació a raíz de una experiencia personal. Su fundadora tuvo una operación que se complicó y después de la vivencia le fue dando vueltas, pensando "si hubiese muerto en ese momento habría muchas cosas que se hubiesen quedado sin decir". En aquel momento tenía una hija de un año y le angustió la idea de no haber podido despedirse. Como es productora ejecutiva de TV, todo el tema de vídeos está para ella a la orden del día y por ello pensó en dejar despedidas a la gente que le importaba en vídeo. Le preocupaba la idea de cómo asegurarse de que el mensaje se entregara, y se le ocurrió dejarlo en una caja de seguridad. Del germen de esa idea fue pensando en montar la empresa, que está activa desde abril de 2016. Desde entonces, han grabado más de doscientos mensajes.

"La mayoría de la gente no ve la muerte de cerca, sino que lo hace por prevención". Principalmente buscan dejar mensajes positivos, de cariño y de agradecimiento, pero hay también "rencillas familiares, mensajes vengativos, de amores prohibidos, amantes, salidas del armario...". Es decir, de todo. "Los ancianos dejan sobre todo anécdotas de juventud y muchas recetas de cocina para que pasen de generación en generación", cuenta García, que admite que a veces es un trabajo "muy duro" pero a la vez muy bonito porque "la gente se queda muy tranquila, muy feliz y en paz". Ya han tenido algunas entregas y cuando los destinatarios reciben el mensaje del Más Allá "lo consideran un tesoro y les ayuda mucho a hacer el duelo".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?