¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA FIRMA

Injerencias y opacidad en la Fiscalía

La directora de ´Hora 25´ opina sobre las supuestas maniobras del Gobierno y la Fiscalía General del Estado para salvar a políticos del PP de casos de corrupción

Al ministro de justicia del gobierno de España le parece anómalo que haya fiscales que no acatan la orden de su superior y tengan criterio propio. Es lo que ha pasado en el caso Púnica y la presunta implicación del presidente murciano, Pedro Antonio Sánchez. Dice el ministro Catalá que es anómalo que las fiscales del caso se hayan negado a firmar el escrito de la Fiscalia Anticorrupción en el que pide que no se investigue al presidente murciano. "Que el criterio de dos fiscales no sea soportado por sus jefes, no sé dónde hay que poner la verdad, ha dicho, si en las fiscales o en los jefes, yo me pongo más del lado de sus jefes".

Y dicho esto se ha ido tan tranquilo de la entrevista de hoy en la SER, negando cualquier injerencia del gobierno en el trabajo de la fiscalía pero cargando contra aquellos, en este caso aquellas, fiscales, que tienen su propio criterio y que lo defienden. Eso es anómalo para el ministro, pero no lo es el hecho de que el propio presidente murciano conociera, antes de que se hiciera público, quien se oponía a su imputación. Pero para el ministro esto no requiere ninguna investigación, lo considera normal. Que la información fluya así de esta manera parece ser lo habitual.

No entiende este ministro del gobierno de España que este país ha pasado ya la página de la opacidad, que lo que se exige es transparencia, que la gente ya no se cree explicaciones como las suyas, que de tan burdas dan vergüenza. Si quiere convencernos de que no ha habido ningún tipo de injerencia del gobierno en el caso del presidente murciano, la verdad, es que ha conseguido todo lo contrario.

No acaba de entender este gobierno que lo que queremos es saber. Saber lo que pasó con el rescate bancario, saber qué papel jugó la política y los políticos, saber por qué se descalifica a las fiscales con un criterio diferente al de sus superior que, jerárquicamente depende del ministerio de justicia. Ya no sirven las explicaciones para salir del paso arrogándose la razón. Lo del caso Púnica es tan turbio que lo que se le exige al ministro es claridad y él, hoy, ha hecho todo lo contrario, arrojar todavía más sombras de duda.

Cargando