¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN DE PEPA BUENO

Trabajadores pobres hoy, sin pensiones en el futuro

Todavía no ha terminado de implementarse la última reforma que llevó la edad de jubilación a los 67 y ya estamos planteando llevarla más allá

El gobernador del Banco de España ha vuelto a agitar el debate sobre el futuro de las pensiones. Lo invitaron a la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo y allí propuso reflexionar sobre la posibilidad de alargar aún más la edad de jubilación para garantizar el sistema ante el incremento de la esperanza de vida, el retraso en la entrada en el mundo laboral y el hecho de que llegamos a viejos en mejores condiciones y con máquinas para hacer los trabajos duros.

Todavía no ha terminado de implementarse la última reforma que llevó la edad de jubilación a los 67 y ya estamos planteando llevarla más allá porque dice, el gobernador, la otra solución que él ve, incrementar las cotizaciones, destruiría empleo.

¿En qué se basa para decir eso? Estamos en un debate abierto, importante, en el que conviene hablar con realismo sobre las dificultades del sistema pero también profundizar en las propuestas que determinarán la vida de millones de personas.

Llama la atención que el gobernador dé por bueno e irresoluble el retraso de la edad de entrada en el mercado laboral, que demos por bueno que los salarios de quien hoy trabajan sean bajos y las cotizaciones pequeñas. Y que se proponga contratar planes de pensiones privados en un país donde los precios han subido un 3 por ciento en el último año, la negociación patronal-sindicatos para subir los sueldos está estancada, y el salario más frecuente, según el INE, es de menos de 16.500 euros al año, lo que da para pocos planes, más allá de llegar a fin de mes.

Cargando