¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Esto nunca se hizo así

Sobre la fiesta de Alcalá hago dos lecturas, la política y la sociológica. La lectura sociológica es más compleja y está relacionada con el sexo

A mí me gustaría recordar en primer lugar que en esta sección somos enemigos populistas de la tradición y creemos que una de las peores frases que se pueden escuchar es "esto siempre se hizo así". Esto no nos convierte automáticamente en modernos pero al menos nos aleja de espectáculos rancios.

Sobre la fiesta de Alcalá hago dos lecturas, la política y la sociológica. La política es muy sencilla y tiene que ver con el uso de espacios públicos por parte de representantes públicos. No es que no hayamos visto de todo, pero tampoco conviene rebajar el escándalo cuando un lugar que es de todos se pone al servicio privado de unos pocos.

La lectura sociológica es más compleja y está relacionada con el sexo. Va del momento en que un hombre se jubila de su puesto de trabajo y sus amigos lo celebran como si se jubilase de la vida sexual activa; es decir, el momento en el que le sueltan carne para que se frote con ella como señal de alegría.

Yo sabía de la paradoja de hombres que deciden casarse y lo festejan con otra mujer, pero el hecho de que esto se produzca también cuando se jubilan demuestra que el motivo es lo de menos. En esas imágenes y sonidos de la fiesta hay algo de decadencia de Occidente; una decadencia que al menos frena la negativa de las mujeres de Alcalá en celebrarlo de la misma forma. Y sí creo que es paradigma de una liturgia que consolida relaciones de hombres 'de oficina' fuera de ella, que fomenta complicidades desarrolladas en escenarios vetados para la mujer con consecuencias benéficas para ellos en el trabajo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?