¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL REVÉS Y EL DERECHO

Las armas no mataron la esperanza

Las armas pesan y matan, son fardos peligrosos que ahora ETA quiere entregar porque son instrumentos delictivos con los que ha asesinado, ha roto vidas, ha dinamitado esperanzas de una sociedad que desde hace cinco años celebra la derrota de la banda. Eso ha dicho esta mañana en Hoy por hoy Alfredo Pérez Rubalcaba, que fue el ministro que certificó el fin etarra. Muchas generaciones vascas y españolas han sufrido los efectos venenosos de esa gente ruin que llamamos terroristas. Hombres jóvenes, mujeres jóvenes, con armas en la mano, asesinando. El fin ya está aquí. El dolor es inacabable, pero la esperanza civil no la han podido matar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?