¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA POLÉMICA DEL DÍA

¿Zapatillas dopadas?

Los principales fabricantes de zapatillas deportivas se han sumado al sueño de bajar en 2017 la marca del maratón por debajo de las dos horas

Imagen de un grupo de atletas que acaban de comenzar la carrera. /

Los principales fabricantes de zapatillas deportivas se han sumado al sueño de bajar en 2017 la marca del maratón por debajo de las dos horas. Para lograrlo habría que recortar 178 segundos, un 3% del tiempo, y como alguna marca ya promete que su calzado ahorra al atleta un 4% de energía, la cosa se da por hecha. Todo esto se lo leemos hoy a Carlos Arribas en EL PAÍS, porque de maratones sabemos poco más de lo que sabía Filípides de radio hace 2500 años.

Pero nos interesa el debate que este empeño comercial suscita sobre los límites de la tecnología al servicio del deporte. ¿Vale todo o la sofisticación máxima es una forma de dopaje tecnológico? Quizás la respuesta a dilema tan moderno la encontremos en el pasado. ¿Qué sucedería si los próximos JJ.OO. de Tokio se celebrasen con los materiales, indumentarias y pistas usadas en 1896? En el último siglo, el deporte de alta competición ha logrado metas impensables gracias al esfuerzo humano. Al de los deportistas, por supuesto, pero también al de investigadores que han perfeccionado la alimentación, los entrenamientos, la motivación psíquica y, cómo no, la indumentaria y la equipación de los deportistas. Sin hacer milagros. Por eso, ninguna tecnología hará de nosotros campeones olímpicos ni atletas que calcen la misma tecnología serán por decreto campeones.

Cargando