¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

REFERÉNDUM ILEGALEl Govern ya ha mandado las primeras notificaciones a miembros de 'mesas electorales' del 1-O

El Ojo Izquierdo

Asumir los hechos diferenciales

A Puigdemont y a Junqueras habrá que exigirles menos amenazas, pero a Rajoy y sus mariachis debemos instarles a una mayor diligencia y apertura de miras

Ni tan siquiera Pepito es idéntico a su gemelo Juanito. Así que todos tenemos bien sabido a estas alturas de la partida, que ni Escocia ni Quebec son un calco de Cataluña, ni el Reino Unido o Canadá lo son de España. Pero sus casos se parecen y se aproximan, claro que se parecen y aproximan, como resulta evidente al sentido común, así que estén en desacuerdo las elaboradísimas teorías constitucionales que esgrimen los expertos y, sin duda, con argumentos de peso.

Debe afanarse, y pronto, la política en hallar soluciones al llamado hecho diferencial catalán, porque cada día que pasa nos acercamos un poquito más al desastre. A Puigdemont y a Junqueras habrá que exigirles menos amenazas, pero a Rajoy y sus mariachis debemos instarles a una mayor diligencia y apertura de miras.

Lo primero que deben hacer unos y otros es colaborar a educar a la ciudadanía y explicar allí y aquí, que no pasa nada porque haya diferencias competenciales entre unas y otras autonomías. La extendida demagogia de que todos debemos ser iguales no resiste el menor análisis ante la realidad. Hasta agosto de 2015, 20 de los 50 estados de Estados Unidos habían abolido la pena de muerte y 30 la conservaban. Hasta ahí, hasta la vida o la muerte, se diferencia un ciudadano de Michigan de otro de Arizona. Diferentes, pero juntos.

Cargando