¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

1-0Puigdemont: "El Gobierno ha suspendido de facto el autogobierno de Catalunya"

DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

Los versos de los políticos

Inés Arrimadas, Alfredo Pérez Rubalcaba e Iñigo Errejón recitan para Hoy por Hoy un fragmento de un poema

El día mundial de la poesía varios políticos han elegido un fragmento de uno de sus poemas favoritos y lo han recitado para Hoy por Hoy

'Las cosas' de Jorge Luis Borges

El exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha optado por un clásico de Borges

El bastón, las monedas, el llavero,

la dócil cerradura, las tardías

notas que no leerán los pocos días

que me quedan, los naipes y el tablero,

un libro y en sus páginas la ajada

violeta, monumento de una tarde

sin duda inolvidable y ya olvidada,

el rojo espejo occidental en que arde

una ilusoria aurora. ¡Cuántas cosas,

láminas, umbrales, atlas, copas, clavos,

nos sirven como tácitos esclavos,

ciegas y extrañamente sigilosas!

Durarán más allá de nuestro olvido;

no sabrán nunca que nos hemos ido.

'Invocación' de Raquel Lanseros

La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha elegido recitar un poema de esta autora jerezana

Que no crezca jamás en mis entrañas

esa calma aparente llamada escepticismo.

Huya yo del resabio,

del cinismo,

de la imparcialidad de hombros encogidos.

Crea yo siempre en la vida

crea yo siempre

en las mil infinitas posibilidades.

Engáñenme los cantos de sirenas,

tenga mi alma siempre un pellizco de ingenua.

'Primavera novamente' de Ángeles Maeso

El diputado de Podemos, Iñigo Errejón, ha querido poner voz a estos veros de Ángels Maeso

Hora a hora el suelo se está abriendo.

Lo saben la piel del alma y la de un zapato.

Lo saben en las afueras de Madrid y en Barcelona

y aquí, cada labrador lo sabe.

Vamos, vemos que obstinadas hierbas

y nervios diminutos,

entre un corazón de roca, abren su senda.

Hora a hora, un insignificante tallo

se atreve cada marzo

a mirar de abajo arriba,

atraviesa el granito o el asfalto,

sortea la metralla, el peso del tractor

y el de las terribles miradas...

Simplemente asoma,

y en el aire deja su denuncia y su convocatoria.

Vamos, vemos que sucede a cada hora.

Sólo es el imperio quien desprecia cuanto ignora.

Cargando