¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA FIRMA

No se puede empezar peor

Si Pitágoras tiene razón, si el comienzo es la mitad de la obra, lo del Brexit va a ir fatal porque es difícil empezar peor.

La carta del Brexit, tras las carantoñas de su preámbulo, es un monumento a la inflexibilidad. Además exige que se negocie la nueva relación al tiempo que se va produciendo el desenganche e incluyendo la seguridad en la mercadería. A lo que de manera fulminante se ha opuesto Alemania, con lo que ya tenemos aquí, en el primer minuto del primer día, una prueba de lo que se avecina.

Seguramente Theresa May sobreactúa para jalear a los suyos, muchos de los cuales están viviendo este proceso con más fervor que consciencia, y para hacer como que no oye las voces discrepantes, que las hay y son importantes. Ayer mismo, tres ex secretarios de estado –Michael Heseltine, conservador; Peter Mandelson, laborista; y Vince Cable, liberal- expresaban de forma conjunta su preocupación por esta actitud, ese “mejor ningún acuerdo que un mal acuerdo”, que consideran un anuncio de intransigencias temerarias.

Lo que viene, sin precedentes ni hoja de ruta, es un rompecabezas endemoniado llamado a provocar grandes tensiones políticas tanto en Gran Bretaña como en la Unión. Pero si lo cargamos con demagogia, esas tensiones podrían incubar enconamientos muy peligrosos.

Escucha la firma de Iñaki Gabilondo en 'Hoy por Hoy'

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?