¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susana Díaz

Díaz rechaza un PSOE "asambleario" y apela "a la razón frente a las tripas" en primarias

La líder andaluza avisa a Nueva Canarias de que la posición sobre los Presupuestos debe ser "compartida"

Resumen de la entrevista a Susana Díaz. / BEA POLO (CADENA SER)

Bienvenida a la Cadena SER. Presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a las primarias del PSOE que se celebrarán el 21 de mayo. Susana Díaz está en SER Las Palmas donde ha tenido encuentros con los militantes, ¿qué tal ha ido?

Muchísimo cariño, intenso, y voy con las pilas puestas porque en horas hemos recorrido tres islas y hemos estado con cientos de compañeros y compañeras de todos los rincones, y me voy con mucha ilusión, con más ganas si cabe de las que traía.

Le pregunto por los militantes porque sus adversarios, sobre todo Pedro Sánchez, se presenta como el candidato de la militancia y se refiere a usted como la candidata del aparato, de los cargos institucionales. ¿Se siente la favorita de la Gestora, es la candidata oficial?

Bueno, mire, me siento una compañera con mucha ilusión y ganas por ser la primera secretaria general del PSOE en 140 años, y cuando miles y miles de socialistas de toda España se dieron cita en IFEMA para acompañarme en la presentación de la candidatura no les pregunté cuál era su responsabilidad. Sé que había quienes habían transformado este país, ex presidentes; había compañeros que habían tenido responsabilidades, pero había miles de militantes de todos los rincones que a mí me llenaron de ilusión, de ganas de pelear, para que el PSOE vuelva a ganar las elecciones y cambiarle la vida a la gente a mejor.

En ese acto la apoyaron dos presidentes de Gobierno, prácticamente todos los exsecretarios anteriores, salvo Sánchez y Almunia, que yo recuerde, presidentes autonómicos, alcaldes... señora Díaz, si no gana por goleada, ¿es toda la historia del PSOE la que queda desautorizada?

Mire, yo quiero ganar para unir al partido y, sobre todo, para gobernar en España y que le cambiemos la vida a mejor, pero entenderá que los mejores que ha tenido la historia de este país, grandes secretarios generales del partido, hombres y mujeres que han marcado la vida de quienes hoy queremos coger las riendas del partido para volver a cambiar España, eso para mí es un honor, un orgullo, pero también lo es para miles de compañeros que no sólo no han tenido un cargo en su vida sino que ni lo desea. Son quienes abren cada día las Casas del Pueblo, que están ahí para lo que haga falta, y que no sueñan con ser concejales ni lo desean, y yo creo que en este PSOE no saben ni buenos ni malos, y me presento a secretaria general para que no se señale a nadie, para que no se divida ni se confronte. Nuestros adversarios están fuera, no están en nuestras filas. Entre nosotros sólo estamos los compañeros y compañeras que un día libremente decidimos compartir el camino del PSOE y la defensa de la igualdad, libertad y justicia social.

Yo le preguntaba si ese abrumador apoyo institucional no le obliga a ganar por goleada o a que todo el partido, o la historia del partido, quede desautorizado.

Mire, es que yo estoy viviendo este proceso en positivo y creo que no sólo nos miran los miles de militantes socialistas sino que nos miran 47 millones de hombres y mujeres en España, y tiene que ser una oportunidad para volver a reencontrarnos con las grandes mayorías sociales, que nos han dado los triunfos para cambiar este país. Así vivo yo estas primarias, en positivo, y con mis compañeros y compañeras. Evidentemente habrá debate, habrá argumentos distintos, incluso, caminos diferentes pero son mis compañeros y compañeras, y los adversarios del PSOE están fuera, y a quién yo le quiero ganar como siempre es a la derecha, evidentemente, que es lo que he hecho en Andalucía y quiero que mi partido haga en España.

Usted sabe que la tensión sigue muy alta en las redes sociales, hay episodios de tensiones a diario, con palabras y acusaciones muy gruesas. Desandar ese camino es muy difícil.

Bueno lo que les estoy pidiendo a los que me acompañen en el proyecto, que tiene que ser de ilusión y de esperanza, son dos cosas: la primera y la más importante, que se hable bien siempre de todos los hombres y mujeres que forman este partido; en el PSOE ha habido debate siempre, pero el debate exige que se respete a los que debaten, que se respete la inteligencia de los demás, y en segundo lugar, además de hablar bien de todos los compañeros y compañeras, y entender eso que somos compañeros de un viaje que compartimos lo bueno y lo malo, y que cuando uno gana, ganamos todos, y que cuando uno pierde, todos sentimos la tristeza de esa derrota, y si tenemos claro que esas son las reglas del juego, yo estoy convencida que en el PSOE la inmensa mayoría son gente de bien, y en el día después estaremos en mejores condiciones de ganar.

En el día después, si usted gana las primarias, ¿integrará en la dirección a representantes de las otras candidaturas proporcionalmente al resultado que ganen en esas primarias?

En primer lugar yo siempre he aplicado la convivencia y la cohesión a los órganos de dirección que he tenido la responsabilidad de dirigir. Lo hice cuando estuve al frente del PSOE en Sevilla; lo hice en Andalucía, y lo haré en el PSOE de España porque no quiero ser la secretaria general de unos u de otros sino la secretaria general de todos los socialistas en nuestro país, de todas las generaciones, de todos los territorios, de todos los acentos que enriquecen y de todas las sensibilidades, e intentaré siempre primar el talento y la capacidad, el esfuerzo, para que el PSOE cuente con los mejores, con los hombres y mujeres que tengan más capacidad y puedan tener la confianza mayoritaria de los ciudadanos. Lo haré así, y no me importará a quien haya apoyado cada uno. Respetaré profundamente la trayectoria profesional y colectiva y, evidentemente, nos pondremos a trabajar.

Si gana usted, ¿es integrable Pedro Sánchez?

Es que yo creo que en el PSOE todo el mundo cabe, todo el mundo tiene sitio, todo el mundo tiene que arrimar el hombro, es nuestra historia, es lo que hemos hecho siempre. Después del debate, que han sido fuertes, al día siguiente hemos salido a trabajar y a ganar, y tiene que ser así. Y mire, estoy convencida que muchos de los insultos que hay en las redes sociales no son de socialistas de verdad, creo que en las redes desafortunadamente uno puede disfrazarse de lo que no es, aparecer con un nombre desconocido, y muchos en nombre de los socialistas intentan hacer daño a los socialistas, pero yo estoy convencida de que no son compañeros ni compañeras los que insultan. A lo largo de la historia nos han llamado desde otras fuerzas traidores y cosas así y eso estoy convencida que esos insultos y palabras gruesas no son de hombres y mujeres comprometidos con el partido, compañeros.

¿Pueden compartir dirección del PSOE en diferentes responsabilidades Susana Díaz y Pedro Sánchez?

Para arrimar el hombro y trabajar en este partido se pueda estar en un sitio y en otro, permítame que eso no toca ahora; ahora toca decidir quién creen que tiene que ser la persona que esté al frente de la organización, y yo deseo tener el apoyo y la ayuda de mis compañeros y compañeras porque estoy convencida que podemos volver a retomar esa senda de la mayoría que nos permitieron cambiar la vida a las personas. Yo quiero ganar y en esta campaña he repetido ya en varios días la palabra ganar, pero no ganar por la política sino ganar para que la política sirva para cambiar la vida a las personas, eso es lo que hemos hecho.

Lo que hicimos en los 80 y en los 90 con Felipe, y lo que hemos hecho en el siglo XXI con Zapatero, y creo que en un momento distinto, donde hay que gestionar una nueva recuperación económica, un nuevo proceso de revolución industrial, todos va a cambiar, hacen falta las recetas del PSOE, la socialdemocracia que permita crecer y hacerlo en igualdad y para eso quiero ganar, para que el PSOE se prepare y sepa gestionar un nuevo tiempo y nuevos desafíos en este país.

¿Esa voluntad de ganar, esa voluntad de victoria, se apoya en algo concreto? Porque en las autonomías que gobiernan lo hacen casi con los peores resultados de su historia ¿no?

Tampoco es así, hay de todo. Mire, en la democracia hay que respetar...

Con mayoría absoluta ahora mismo no están en ningún sitio.

Bueno, yo tengo una mayoría amplía, Pepa, y aunque durante 3 meses el PP y Podemos no quisieron reconocerlo, como usted recordará cuando embarazada de 7 meses tuve que aguantar 3 meses de bloqueo entre PP y Podemos. En democracia lo primero que hay que respetar es a la democracia. Si uno gana las elecciones, puede formar gobierno, y si no puede formar gobierno tiene que haber una alternativa, y es legítimo que gobierne quien ha ganado o quien es capaz de articular una mayoría alternativa. Mi caso, se lo he puesto de ejemplo porque no había una mayoría alternativa, era no dejarme gobernar a mí pero no ofrecer una alternativa. ¿Qué ocurre?, que eso es lo que no podemos hacer los socialistas jamás, ningún partido en nuestra democracia, bloquear las instituciones, y eso ha pasado. Me pasó a mí en Andalucía y le pasó a este país durante demasiado tiempo, y cuando hacemos eso le estamos haciendo un daño enorme a una democracia joven, que solo tiene 40 años y que alguno recuerda de dónde venimos, por eso defiendo que las instituciones tienen que gobernarse y no se puede bloquear por bloquear, ahora, dicho esto, ¿por qué creo yo que se puede volver a aganar? Porque lo hicimos en Andalucía, nosotros veníamos de una derrota, las primera de nuestra historia en unas autonómicas, 3 derrotas consecutivas y la primera en unas autonómicas, y conseguimos en 6 meses unir al partido, fortalecerlo, hacerlo reconocible, y hablar del problema de los ciudadanos y no de nosotros mismos y dejarnos de mirar el ombligo, y a los 6 meses nos dieron una mayoría grandes los ciudadanos en las urnas prácticamente por 10 puntos sobre la derecha, es decir, lo hemos hecho antes y estamos en condiciones de volverlo a hacer. Estoy convencida y en la calle lo estoy notando que la afición está mejor que el equipo, es decir, como si en este país, la gente nos espera, nos necesita, nos dan ánimos y cuando paseamos en cualquier rincón de España nos dicen “ánimo, suerte”, como si estuviéramos en el previo de unas generales y yo tengo la sensación de que está mejor la afición que el equipo, y hay que poner al equipo a la altura de una magnifica afición como la que tiene el PSOE.

En ese acto, en Madrid, en la presentación de su candidatura dijo que tiene cosas que mejorar y que es consciente de los errores cometidos. Por partes, ¿qué considera que tiene que mejorar?

Muchas cosas, diariamente eh, 3 años al frente del Gobierno de Andalucía te cambia mucho, te cambian las prioridades. Eres más pragmática, sabes de las prioridades y la importancia de cada decisión como le cambia la vida a miles de personas. Yo sabía que tenía que ser firme y priorizar la defensa de la dependencia, porque la dependencia no loa usan todos los ciudadanos y era fácil que la derecha la dejara caer. Sabía de los ataques que recibe la sanidad porque había muchísimo negocio. 10.000 millones de negocio, y los fondos capital riesgo están comprando grandes empresas sanitarias porque ahí hay mucho negocio. Es decir, he cambiado mucho en 3 años desde la responsabilidad y la gestión.

No le he preguntado por lo que ha cambiado sino qué considera que tiene que cambiar.

Intento rodearme de los mejores porque uno tiene que ser consciente: cuando mejor sea tu equipo, mejor sea la gente que tienes alrededor pues más capacidad tienes de hacer las cosas mejor y desde que empecé en las juventudes hasta hoy he tenido que pulir muchas cosas y las que nos quedarán Pepa...para eso necesito tanto apoyo y tanta ayuda.

¿Se arrepiente de algo de lo que hecho durante el proceso que acabo con la dimisión de Pedro Sánchez?

Varias cosas: las compañeras y compañeros que se marcharon es porque no estaban de acuerdo con un congreso exprés en 20 días, en aquel comité que fue muy doloroso, mucho, yo no creo que haya socialistas a los que les haya dolido más que a otros. Le dolió a todo el mundo, y muchísimo. Fue una vergüenza enorme, además, televisada en directo, lo que aumentó el dolor de la organización, pero en aquel comité lo que se votó no fue una posición sobre el Gobierno de España; allí no se tuvo que consultar o no a la militancia, allí se votó una decisión porque el secretario general de entonces, Pedro Sánchez, quería hacer un congreso en 20 días y ganó la posición que estaba en contra de eso, de hacer un congreso deprisa y corriendo en 20 días, y el secretario general decidió dimitir. Ahora, dicho eso, eso fue el contenido de lo que pasó allí.

Pero ¿fue un error aquel "la única autoridad soy yo" de la presidenta del comité federal el día de antes de que se produjera la reunión de ese órgano y con un secretario general ejerciendo todavía?

Aquellos días hubo muchos excesos de toda índole, sobre todo, excesos verbales, y creo que el PSOE no debe volver a cometer esos errores. Ninguno de nosotros debe volver a cometerlos. Yo intenté no tener excesos verbales esos días, intenté buscar acuerdos y entendimientos, incluso alguna foto con mi amigo Miquel Iceta corrió por las redes sociales. Lo que le quiero decir es que fueron unos días muy dolorosos porque en el PSOE se está discutiendo sobre un Congreso en 20 días cuando este país no tenía gobierno y habíamos pasado dos elecciones y se había repetido por primera vez, de manera inédita en democracia, unas lecciones e íbamos camino de las terceras, y nosotros estábamos discutiendo si se hacía o no un Congreso dentro del partido. Creo que fue todo muy desafortunado, la verdad.

Usted sabe que la decisión de abstenerse ha dividido profundamente a su partido. A la vista de que Rajoy va a sacar, parece, los presupuestos generales sin ustedes con el apoyo de Ciudadanos, PNV y quizás Nueva Canaria, ¿fue innecesario abstenerse en su investidura?

Mire, tendrá usted más información que yo. Yo no tengo información de que nuestro socio electoral vaya a hacer, vaya a aprobar el presupuesto, y estoy en Canarias y no tengo esa información. Si usted la tiene me imagino que tiene más información que nosotros, pero lo tendrá que aclarar él y el resto de formaciones que ha hecho referencia. Siempre voy a defender que la democracia está por encima de todo porque formo parte de un partido que tiene memoria histórica, y quiero que este país tenga memoria histórica, y miles de socialistas perdieron la vida por defender la democracia y la libertad, y seguramente ni soñaban que el PSOE iba a gobernar después en esa democracia. Sólo querían democracia y libertad, y hay a quien no le importa bloquear las instituciones y jugar con un país y llevarnos a demostrar a los ciudadanos que las instituciones no valen pero yo siempre querré proteger la democracia y defender la libertad. Fue doloroso pero habrá que preguntarse por qué la única salida que había era ésa. habrá que preguntarse por qué estábamos en esa situación de derrotas electorales y a partir de ahí volver a recuperar la mayoría la confianza mayoritaria de los ciudadanos y evidentemente si eso es así pues más temprano de lo que desea la derecha de este país pues el PSOE va a volver a gobernar en España.

¿He creído entender que le parecería mal que su socio electoral, Pedro Quevedo, aprobara los presupuestos de Rajoy?

Hombre, yo creo que los que vamos en una coalición electoral debemos de compartir las posiciones, en este caso de la relevancia que es un presupuesto, el Presupuesto General del Estado. ¿Por qué no comparto estos presupuestos, Pepa? No lo comparto por dos cosas: primero, porque si estamos en la senda de la recuperación económica evidentemente no puede haber unos presupuestos que sigan siendo de la frustración y de otra vez austeridad, más austeridad y más sufrimiento, y además creo que falsean la realidad. Si el año que pasado con un crecimiento superior al que se prevé para 2017 los ingresos que contabilizaban ese presupuesto eran cuatro o cinco veces menos que los que contemplan este año, creo que están falseando el agujero de la Seguridad Social y por tanto tienen que decir la verdad y si ese es el camino, evidentemente voy a discrepar, no lo comparto y tengo un rechazo profundo a unos presupuestos que falsean la realidad, que provocan más sufrimiento. Le he puesto el ejemplo de la Seguridad Social, pero podemos hablar de dependencia, habla de un incremento del 10 por ciento en el presupuesto de la dependencia. Mire, con eso no tienen ni siquiera para pagar lo que le deben a las comunidades autónomas de lo que estamos gastando año tras año en dependencia y mucho menos para reconocer a los nuevos dependientes. Un presupuesto así no lo podemos aprobar, evidentemente que no.

O sea, que como es cosa de dos, ha dicho, si son socios electorales con Nueva Canarias, y se plantea las disyuntivas, ¿ustedes le pedirán a Nueva Canarias que no saque adelante los presupuestos de Rajoy o romperán su alianza?

Mire, yo todavía no tengo esa responsabilidad, como comprenderá.

Le preguntaba su opinión...

Si soy secretaria general, evidentemente sí daré mi opinión y a nuestros socios electorales se lo trasladaré y ya le he dicho lo que pienso del presupuesto, pero no me corresponde a mí hacerlo, espere que sea respetuosa, primero tengo que tener la confianza mayoritaria de los militantes socialistas y luego, la capacidad de diálogo y entendimiento para quienes hemos ido juntos representando a los socialistas en determinados territorios.

Pedro Sánchez y Patxi López presentaron su programa ideológico con su propuesta de modelo de partido, ¿usted lo presentará?

Evidentemente dos cosas. Mire, la primera, yo creo en la fórmula de elección tanto de la representación como de nuestros programas de gobierno y de partido que se llevan a cabo en el PSOE de siempre, es decir, voy a reconocer el trabajo que hagan todos los compañeros y compañeras en las ponencias políticas que se desarrollen en el congreso, las enmiendas que después serán votadas y que serán consensuadas en el Congreso Federal, eso lo reconoceré como secretaria general, es lo mínimo que creo que tiene que hacer un secretario, en este caso yo si soy secretaria general: reconocer el trabajo y la voluntad de los compañeros a través de esas ponencias en el Congreso y evidentemente en los próximos días también plantearé elementos que creo que serán importantes para mejorar nuestro proyecto político. Ya lo estoy haciendo, en estos días he hablado de educación, de cómo creo que la universidad pública tiene que cambiar al modelo alemán, al modelo escocés, donde se premia a quien se esfuerza, y la matrícula gratuita se extiende a aquellos que aprueban en la universidad porque se esfuerzan y tienen talento y la beca es para sostener a esos chavales en el alojamiento y el transporte a su domicilio. Estoy hablando de la sostenibilidad del sistema público de salud, que creo que está en riesgo porque creo que hay mucho negocio, y lo hemos comprobado en el tema de la hepatitis C, estoy hablando de la educación pública en primaria, de la atención primaria en sanidad, en fin, ya estoy haciendo propuestas, pero evidentemente haré mías las que salgan del congreso y las que voten libremente el conjunto de los delegados y antes, en las asambleas de los militantes.

Si es secretaria general y continúa como presidenta de la Junta de Andalucía, ¿cómo resolverá el conflicto que se le va a plantear, por ejemplo, cuando se negocie la financiación autonómica? Porque usted representará al partido en toda España y a una comunidad y sabe que la financiación provoca roces entre comunidades del mismo partido.

Mire, yo no tengo ningún roce porque soy socialista y al ser socialista no soy nacionalista y lo que defiendo lo defiendo igual en mi tierra que fuera de mi tierra. ¿Yo qué defiendo? Defiendo que las comunidades autónomas, siempre, lo he hecho así en estos tres años, tengamos la financiación justa y adecuada para mantener unos servicios públicos de calidad, es decir, que cuando un niño vaya a un colegio en Pontevedra, en Tarragona o en Sevilla, ese colegio tenga educación pública de calidad, que cuando una persona enferme, llegue a un hospital público con la misma cartera de servicios y la misma calidad en cualquier rincón de España. Que si una persona mayor necesita la atención a la dependencia, o joven, la tenga en cualquier rincón de España y eso es garantizar que los servicios públicos están en estos momentos adaptados a esas necesidades. ¿Y cómo hay que hacerlo en el territorio? Para eso están los expertos, evidentemente, habrá sitios en los que va a influir la insularidad, en otros sitios el envejecimiento, en otros la dispersión, el despoblamiento, en otros que en las aulas haya muchos niños de distintas nacionalidades que necesiten integración, inclusión, y todo eso habrá que cuantificarlo y quien defiende esto, que es defender lo que somos los socialistas, evidentemente no tiene problema en ningún sitio. ¿Qué ocurre? Que a esta hora algunos han querido arrebatarnos nuestra bandera y nosotros sólo tenemos una bandera, la de la igualdad y cuando uno defiende la igualdad, da igual dónde lo haga, al final está defendiendo que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y que vivan en calidad y que tengan unos servicios públicos de calidad, cosa que en estos momentos no está pasando.

¿Se mantendrá al frente de la presidencia de la Junta de Andalucía, si gana las primarias?

Sí, claro, lo he dicho y además creo que lo he dicho desde el primer día, es mi compromiso y además ha ganado las elecciones, Pepa, yo me río cuando la oposición me dice... ya lo que les falta es el "váyase, señora Díaz, que ha ganado y nos puede ganar otra vez". Entonces, yo me sonrío, oiga yo he ganado las elecciones porque han querido los andaluces y cuando uno trabaja, hace fuerza y pelea, pues evidentemente eso tiene el reconocimiento de los ciudadanos y cuando estos días me dicen "es que está usted en Canarias" y ¿qué? ¿Y los líderes de la oposición en mi tierra dónde están, en el sofá, viendo la tele, en la playa? Porque me critican pero no sé desde dónde, esa es la diferencia, si uno trabaja y curra evidentemente no tiene problema por ejercer una responsabilidad.

Si es secretaria general, ¿consultará los acuerdos para pactos de gobierno a los militantes, o cree que eso es responsabilidad exclusiva de los dirigentes?

Lo que yo nunca haré será poner en los hombros de los compañeros y compañeras del PSOE mi responsabilidad, si tengo una derrota electoral, eso es lo que no haré. y la haré mía, la asumiré.

¿Cree que eso es lo que hizo Pedro Sánchez?

No, le digo lo que yo haré en el futuro, digo ahora en ese debate sobre las consultas y las preguntas. Creo que el PSOE lo tiene que regular, igual que lo tiene regulado este país, el artículo 92 de la Constitución lo dice con claridad, sobre lo que se puede consultar o no, incluso en algunos conflictos territoriales hemos tenido que recurrir a ese artículo. El PSOE tendrá también que regular eso, nosotros no somos un partido asambleario, somos un partido donde la democracia representativa nos hace fuertes, donde los militantes tienen el mayor nivel de decisión de este país en un partido, porque hay unas primarias en las que deciden por igual todos y todas, de todos los rincones, tengan o no responsabilidad orgánica y ahora evidentemente también hay que pedirle responsabilidad a quien dirige una organización y tiene que haber órganos de control y yo nunca he creído en ese modelo de que el líder se relacione directamente con las bases sin ningún órgano de control, porque eso siempre nos tiende a sistemas que no son muy democráticos, creo que hay articular, que combinar la participación, las consultas que en determinados niveles los militantes participen y también exigirle a los dirigentes que asuman sus responsabilidades. Y mire, cuando esto se plantea en el contexto del 1 de octubre no es justo, porque el 1 de octubre nadie planteó una consulta a la militancia, nadie planteó una consulta a los militantes sobre cuál tenía que ser la posición del Gobierno...

¿En qué, en la abstención?

Claro, eso no se planteó en ningún momento, aquel Comité Federal famoso, desagradable, bochornoso y vergonzante no hablaba sobre una consulta a la militancia en la posición de la investidura del Gobierno, no se habló de eso, se habló de un congreso. Alimentar las tripas y los sentimientos es muy fácil, hablarle a la razón es mucho más complicado y si además todo eso se combina en un cóctel y no se explica, al final nos puede llevar a querer imitar otro modelo de partidos que no son el nuestro, el PSOE tiene que pactar con otras fuerzas políticas, pero nunca imitar otro modelo o entregarse a otro partido que no sea el nuestro.

Una cosa muy concreta, ¿consultaría los acuerdos de pacto de gobierno a la militancia, si tuviera esa responsabilidad?

Mire, se ha hecho, se hizo con Ciudadanos, se consultó una posibilidad de acuerdo con alguna fuerza política, eso ya se ha hecho en el PSOE y no hay ningún problema para que sea así. ¿Habrá que hacerlo a todos los niveles? Se viene haciendo. ¿Usted cree que cuando un Ayuntamiento, un alcalde, llega a un acuerdo con otras fuerzas políticas, no hay una asamblea de ese pueblo que se reúne? Pues claro que se reúne. Yo, cuando hice un acuerdo con Ciudadanos después de ganar, evidentemente lo sometí a un comité director y cuando llegamos a un acuerdo con IU para formar gobierno, después de aquel resultado de 2012, también se consultó a la ejecutiva, al comité directos, a las provincias, a los grupos parlamentarios... Eso es normal, en el PSOE siempre se ha consultado y mucho, pero insisto en que estamos en un momento en que el populismo es una amenaza a todos los niveles. Lo que ha pasado hoy en Londres, es fruto de eso, de cuando la xenofobia, el racismo, el populismo... se hace fuerte e insisto, hablarle a las tripas, a la entrañas de la gente es muy fácil y yo en este proceso prefiero hablarle a la razón, al corazón pero también a la razón, e intentar recuperar lo que es nuestro partido, un partido del respeto, de la tolerancia, del respeto a todos los compañeros, vivan donde vivan, hablen el acento que hablen, dirigentes, militantes, la historia del partido y el futuro del partido también.

¿Hará pública también las cuentas de su campaña a las primarias? La gestora lo ha dejado en manos de los candidatos, pero en fin, en estos tiempos con tanta exigencia de transparencia parece un ejercicio razonable, saludable....

En manos de los candidatos no, mis cuentas están en manos del partido...

No, digo lo de publicarlo no, lo de hacerlo público...

Creo que eso es sano también, no tengo ningún problema porque quienes están ayudado y aportando a nuestra campaña lo están haciendo con su DNI, en una cuenta que nos habilitó el PSOE, a nombre del PSOE como tiene que ser, para cumplir la ley y yo creo que es bueno cumplir la ley... bueno no, es obligatorio, cumplir la ley y que se haga además con transparencia y que desde las aportaciones hasta los gastos, se conozca. Y lo conozca el PSOE, que lo conoce y evidentemente en mi caso desde el primer día, antes incluso de ser candidata y que evidentemente lo conozca el Tribunal de Cuentas, que lo hagan público o que hagan lo que quieran.

¿Y los ciudadanos?

Claro sí, por mi parte por supuesto que sí.

¿Y lo van a publicar?

Sí, sí, yo quiero que el PSOE haga con mis cuentas lo que quiera, claro que sí, no tengo ningún problema. Si yo hago público, Pepa, hasta lo que cobran en mi casa, lo que gano yo y lo que gana mi marido, usted comprenderá que ya después de eso, mayor nivel de transparencia no puedo tener.

Sobre Venezuela, ¿es más partidaria de la línea de Zapatero, que insiste en propiciar el diálogo con Maduro o de la línea de Felipe González que escribía este fin de semana que la trama totalitaria venezolana se ha consumado"?

Mire, yo soy partidaria de la defensa del estado de derecho siempre y en todos los sitios, en España y fuera de España y me ha parecido muy preocupante esa confusión que se ha producido entre los distintos poderes del estado en Venezuela, porque esa confusión es peligrosa, muy peligrosa y creo que no se debe de volver a repetir y que algunos tienen que tomar nota de lo que está pasando allí y la verdad es que no me gusta lo que está pasando. La democracia siempre tiene que tener separación de poderes y es evidente que aquella confusión ha sido muy peligrosa.

Entrevista a la precandidata del PSOE y presidenta de la Junta de Andalucía. / CADENA SER

Cargando