¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN DE PEPA BUENO

Saqueando el agua, también

En el PP confiaban en que la debilidad de sus adversarios, el aplauso de Bruselas y el paso del tiempo sellaran la fosa séptica. Pero no. La podredumbre se derrama y lo seguirá haciendo mientras sigan insultando la inteligencia de los españoles

La operación judicial que desembocó ayer en la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y una decena de colaboradores ha destapado no sólo el presunto saqueo millonario de otra empresa pública, el Canal de Isabel IIsino que, a medida que vamos conociendo más detalles, ha puesto al descubierto nuevas sombras de duda sobre el funcionamiento de la Fiscalía Anticorrupción tras el cambio de jefe, y han surgido también indicios sólidos sobre las maniobras de directivos de un medio de comunicación, el periódico La Razón, para torpedear investigaciones sobre delitos mediante campañas de prensa contra dirigentes políticos.

 Hoy podemos contarles que el Fiscal Jefe Anticorrupción, Manuel Moix, ordenó por escrito a los fiscales encargados de la investigación a Ignacio Gonzálezque no realizaran uno de los registros que tenían planificados para ayer. Los fiscales se rebelaron, se acogieron al artículo 27 del Estatuto Fiscal y Moix tuvo que someter esa orden a la junta general. Y perdió, porque por mayoría los fiscales tumbaron la orden del jefe y sí llevaron a cabo todos los registros que creyeron necesarios para tratar de aclarar la podredumbre que parece inundar al Canal de Isabel II.

Y esto ocurre poco después de que el Fiscal General del Estado nombrara a Moix nuevo Fiscal Anticcorrupción a pesar de que había sido advertido de que existían conversaciones grabadas que comprometían la independencia y la idoneidad de Moix para ese cargo. Lo nombró a pesar de todo y esta semana en su primera actuación relevante en la causa abierta sobre Ignacio González, intentó frenar parte de la operación.

¿Cuántas instituciones más va a dejar tocadas esta riada de agua fétida que el PP se empeña en calificar de chaparrones aislados?

 Porque la cosa no queda ahí. El juez ha citado como imputados al presidente de La Razón, Mauricio Casals, y al director de ese periódico, Francisco Marhuenda, por presunta obstrucción a la justicia en este caso. La citación la ordenó directamente el juez, porque tiene en su poder grabaciones de conversaciones telefónicas entre ambos directivos de La Razón comentando maniobras del periódico para desacreditar a Cifuentes con el fin de intimidarla y evitar que denunciara a la Justicia los supuestos delitos que se estaban cometiendo en el Canal. Entre los detenidos en la operación de ayer está Edmundo Rodriguez, consejero delegado de la empresa editora del periódico, de La Razon. Conversaciones entre Marhuenda, Casals y Rodriguez en las que, por ejemplo, se refieren a la jefa de Gabinete de Cifuentes como "esa zorra".

 Ignacio González, columnista de La Razón desde que dejó la presidencia de la Comunidad de Madrid, ha dormido esta noche en los calabozos de la Guardia Civil a la espera de que el juez le tome declaración.

 Y esta mañana la que fue su jefa y mentora, su antecesora en el cargo y defensora acérrima, Esperanza Aguirre, declara como testigo en el juicio de la Gurtel. En contra de lo que suele, Aguirre lleva 24 horas callada. Hoy la escucharemos porque la SER les va a ofrecer en directo su declaración ante la Audiencia Nacional. Aguirre declara con su sucesor y mano derecha detenido y con su otra mano derecha, Francisco Granados en la cárcel. Y que se sepa, pretende seguir como portavoz del PP en el Ayuntamiento de la capital de España.

 Sumen a todo esto la citación de Rajoy como testigo y completamos el cuadro de situación de un partido que no ha ofrecido en ningún momento un relato creíble sobre cómo se ha financiado durante dos décadas ni de de adonde ha ido a parar todo el dinero negro de sus cajas B.

Confiaban en que la debilidad de sus adversarios políticos, el aplauso de Bruselas a sus recortes y el paso del tiempo sellaran la fosa séptica. Pero no, la podredumbre se derrama y lo seguirá haciendo mientras no ofrezcan ese relato y dejen de insultar a la inteligencia de sus votantes y de todos los españoles a los que gobiernan, tratándolos como si fueran menores de edad. Y que la riada se lleve por delante a quien se tenga que llevar.

Cargando