¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GUÍA DEL CONSUMIDOR

Excrementos rebosando y ruido ensordecedor: así fue el 'crucero del horror' de Pullmantur

Un pasajero relata las numerosas incidencias a las que, según explica, se tuvo que enfrentar en lo que prometía ser un gran viaje de placer

Momento del motín en el crucero de Pullmantur /

A la Guía de Consumo llega hoy la denuncia de un pasajero que se embarcó en un crucero de Pullmantur. El denunciante es un malagueño, José Vázquez, quien viajaba junto a sus padres, tíos, hermana y cuñado.  La familia no consiguió dormir, según explican, por el ruido de los camarotes. Además, entre otros incidentes que ha relatado José Vázquez, “hubo problemas con el sistema de succión de los wc”,

Todo vino de sorpresa porque, según ha explicado José, el crucero partió desde Málaga y las primeras horas de navegación todo fue "fenomenal". "No había ruido, no encendieron a lo mejor el motor ese que hace que aquello se convierta en una centrifugadora” ha relatado. Según el propio denunciante, el ruido comenzó alrededor de las 3 de la mañana: “aquello empezó a vibrar y en primera instancia te asustas por si ha habido una avería”. Es en la segunda noche, según explica, cuando decide “coger el edredón y los cojines” y duerme en la recepción del barco.

Sin embargo, la versión de Pullmantur es contraria. La empresa desmiente esas afirmaciones: “es normal que existan sonido de motores a bordo”, defiende la empresa en un comunicado. Una de las explicaciones que le dieron al pasajero es que la semana pasada recibieron 700 estudiantes que celebraban su fin de estudios. “Pero eso tampoco es problema nuestro, si tienen un problema sanitario dentro pues a lo mejor no puede salir ese crucero”, afirmaba Vázquez.

La familia pagó 6.472 euros por las cuatro cabinas. El denunciante no cree que por haber pagado más deberían haber dormido mejor, sino que “en la peor cabina como mínimo debes poder dormir”. Para esta malagueño, lo más grave del asunto, según su afirma, es que la compañía dice que el crucero acababa de pasar una revisión, y que no poseen hoja de reclamaciones sino “quejas internas”.

Cargando