¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA ENTREVISTA

"Nuestra escuela expulsa a los pobres y aúpa a los ricos"

Charlamos con José Luis Corzo, escolapio y fundador del Movimiento de Educadores Milanianos en España

“Es el portal cuarenta y uno, cuarto piso. La espero. Lo encontrará fácilmente.” Con estas palabras José Luis Corzo me emplazó en su domicilio madrileño una mañana lluviosa de primavera. Llegué puntual a la cita y al abrir la puerta de su domicilio me recibió con la mejor de sus sonrisas. Una vez en el interior, me condujo hasta una estancia amplia y luminosa, atestada de libros: “Esta es la habitación en la que nací. De eso hace ya mucho tiempo… Ahora es mi despacho, un pequeño refugio”, comentó orgulloso.

EDUCAR

Comenzamos a charlar en compañía de un café y rápidamente dejó escapar el nombre de Lorenzo Milani. Su mirada se iluminó cuando lo mencionó: “Fue un proscrito, la Iglesia fue muy injusta con él, un cura al que condenaron al exilio.” “Don Milani”, nacido en Florencia en 1923, fue también escritor y pedagogo pero, por encima de todo, fue un hombre crítico e independiente cuya personalidad le granjeó el odio de algunos sectores del clero. La Iglesia florentina acabó “desterrándole” a la parroquia de Barbiana, una zona montañosa a 45 kilómetros de su ciudad natal, en donde ejerció de maestro hasta su muerte a causa de una leucemia en 1967. Creador de un método pedagógico muy distinto del tradicional, su discurso se convirtió en un movimiento educativo laico a favor de los pobres y en contra del fracaso escolar. Su mensaje caló tan profundamente que su obra ya ha sido traducida a más de sesenta idiomas. “Acababa de ordenarme cura y me enviaron a Roma. Allí una conocida me prestó el libro Carta a una maestra, escrito por ocho alumnos de don Milani. Lo devoré en una noche y, a raíz de aquella lectura, mi vida cambió por completo”, explica Corzo.

Escondida entre las montañas, la aldea de Barbiana fue el escenario en el que vio la luz Carta a una maestra, una pieza de la pedagogía que cada vez se estudia más. Publicada en mayo de 1967 resulta un manual para padres y educadores que invita a hacer las cosas de otra manera, un texto sencillo, lúcido y crítico que denuncia una escuela que excluye a los menos capacitados y que fomenta el fracaso escolar. “La escuela obligatoria es para la igualdad, no para la selectividad y la exclusión. No hay mayor injusticia que tratar con justicia a los que son desiguales. Necesitamos una escuela mejor para los últimos, no igual para todos”, explica nuestro invitado. “En 2017 esta carta cumple cincuenta años y no ha perdido ni una coma de actualidad.”

Javier del Pino y José Luis Corzo en los estudios de Radio Madrid / .

José Luis Corzo (Madrid, 1943) es profesor emérito de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca y el principal promotor en España de la pedagogía de la escuela de Barbiana a cuyo maestro dedicó su tesis doctoral. En 1971 fundó la Casa-Escuela Santiago Uno y en 1980 la Escuela Agraria Lorenzo Milani, ambas en Salamanca. También coordina el Grupo Milani de renovación pedagógica cuya revista Educar(NOS) dirige. En 1968 se ordenó cura y su principal motor a lo largo de todos estos años han sido los más desfavorecidos, para ellos ha trabajado incesantemente: “Hay que elevar al pobre a un nivel superior y esto no siempre ha gustado a algunos sectores de la Iglesia. Mi vida ha sido un drama desde el punto de vista de la vocación, ¡ser escolapio y conocer a Milani!”

España es el segundo país con la tasa de fracaso escolar más alta de Europa, solo por detrás de Malta. ¿Qué es lo que estamos haciendo mal? ¿Por qué hay alumnos desmotivados que acaban desenganchándose de los estudios? Entre las causas pedagógicas están un modelo basado, sobre todo, en la memorización o también la falta de técnicas de estudio. Otras como la escasa formación del profesorado, la inestabilidad de un sistema siempre sujeto a los vaivenes políticos o la falta de estrategias a largo plazo, ponen de relieve la necesidad de una solución urgente. “El fracaso escolar es un drama al que no damos importancia. Las cosas no parece que vayan a cambiar. La escuela está constituida para la burguesía, sigue oliendo a dinero y a competitividad. Esto genera altas tasas de abandono.”

José Luis Corzo es un torrente de anécdotas y recuerdos, un hombre sabio al que le duele ver cómo la escuela actual nos aparta de la vida. Y aunque la realidad es tozuda cree firmemente en el valor de la enseñanza: “No hablo de utopías, una escuela mejor es viable y más necesaria que nunca.” Terminado el café, se incorpora, busca entre los cientos de libros que tiene en las estanterías y me tiende un ejemplar de Carta a una maestra: La escuela tiene no tiene más que un problema, los chicos que pierde por el camino. Este libro es una invitación a cambiar las cosas.”

 

Cargando