¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DIRECTO |Al Jazira - Real Madrid: escucha la semifinal del Mundial de Clubes

CRONOVISOR XII

Los santos griales españoles

En el Archivo de la Corona de Aragón, en Barcelona, se custodia el llamado “pergamino 136” en el que se cuenta cómo el rey Martin I el Humano sacó del monasterio de San Juan de la Peña “el cáliz de la Santa Cena”.

La última cena /

El evento, presenciado por el secretario del monarca y dos testigos más, dejó la primera huella documental no religiosa, ni legendaria, que se refiere al cáliz hoy conservado en la catedral de Valencia y que algunos creen que fue el que Jesús utilizó en su última reunión con los Apóstoles.

A la luz de la documentación histórica y de los exámenes periciales como los llevados a cabo por el profesor de arqueología de la Universidad de Zaragoza, Antonio Beltrán, en 1960, resulta imposible certificar la creencia popular. No obstante, nos encontramos ante una reliquia que lleva siglos inspirando a escritores, músicos o artistas, y levantando pasiones.

La celebración del reciente Año Jubilar del Santo Cáliz (2015-2016) no ha servido, sin embargo, para arrojar más información científica sobre este grial que ahora compite con otro en la península ibérica. En la Colegiata de San Isidoro, recientes estudios históricos han vinculado el llamado “cáliz de doña Urraca” (una pieza morfológicamente muy similar al cuenco valenciano) con la tradición del Grial. Al parecer, se trata de un objeto que estuvo expuesto en Jerusalén y venerado como el cáliz de Cristo hasta el año 1054-1055, cuando se entregó al emir de Denia como premio y éste lo regaló a Fernando I el Magno, rey de León.

Aunque sea imposible vincularlos con certeza a un episodio como el de la Última Cena, ambos objetos –el valenciano y el leonés- son los griales con más respaldo documental y tradición de toda la cristiandad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?