¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN DE PEPA BUENO

Moix es cojonudo

Al fiscal jefe le parece normal que presuntos corruptos investigados digan que hay que tener el aparato del Estado controlado y que acuerden maniobrar para que pongan a un fiscal anticorrupción que finalmente ponen

El resumen de las 24 horas de explicaciones en el Congreso sobre la operación Lezo y la fiscalía es que Rajoy, Catalá y Maza tienen en Manuel Moix la misma confianza que Ignacio González. A todos les parece cojonudo.

Al fiscal jefe le parece normal que presuntos corruptos investigados digan que hay que tener el aparato del Estado controlado y que acuerden maniobrar para que pongan a un fiscal anticorrupción que finalmente ponen. "Es que se conocían de los muchos años que Moix estuvo en Madrid e Ignacio González fue presidente de la Comunidad", dijo Maza. Y él, Maza, conocía esa conversación grabada en un sumario, sí, como anticipó ayer la SER, pero se hizo de nuevas cuando la Unión Progresista de Fiscales se lo advirtió para ser discreto. Y así todo, presentándolo como fruto de una lógica aplastante. Es más, al fiscal general le provoca más perplejidad que la Unión Progresista de Fiscales conociera la grabación, que el contenido de la grabación.

Más tocado vimos al ministro de Justicia, aunque no se movió un milímetro de la versión oficial que dice que el daño a la institución de la Fiscalía se lo hacen quienes señalan las maniobras y no las maniobras. Todo funciona bien y la prueba más evidente, asegura el gobierno, es que Ignacio González está en la cárcel.

Pero ojo, González está en prisión preventiva, la Operación Lezo no ha hecho más que empezar. Queda mucho por investigar, calificar, pruebas que practicar, validar o invalidar y de momento todo eso dependerá del fiscal favorito del expresidente madrileño.

Toda la oposición interpeló duramente al gobierno, piden la dimisión de Catalá y el PSOE llevará su reprobación a la cámara Baja la próxima semana. Y Rajoy respondía casi con fastidio al ser abordado por los periodistas en el pasillo del Congreso. Ya por la noche, en medio del partido de la Champions, supimos que el PP quiere que el presidente declare en el juicio de la Gürtel por videoconferencia en lugar de acudir físicamente o en lugar de que el tribunal se desplace a la Moncloa.

El PP, 31% de intención de voto según el CIS.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?