¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Así trabajan en dos de las profesiones más estresantes y necesarias

  • Los médicos reclaman al menos 10 minutos para atender a cada paciente
  • Los profesores de Secundaria en Asturias denuncian que soportan la mayor carga de horas lectivas de todo el Estado

Montaje de dos fotografías, la primera de un médico y la segunda de una profesora. /

Casi 3.000 profesionales están participando en el congreso de la Sociedad Española de Médicos de Familia en San Sebastián. Su principal reivindicación es tiempo para poder atender adecuadamente a los pacientes, al menos diez minutos por cada uno de ellos. En Asturias los que se movilizan son los profesores. Los de la enseñanza concertada rechazan el cierre de aulas decretado por la Consejería. Los de la enseñanza pública no universitaria reclaman al Principado que se aborde ya la reposición de las plantillas de profesores recortadas desde el año 2012. Los profesores de ESO denuncian, según los sindicatos, que soportan la mayor carga de horas lectivas de todo el Estado, una situación que en otras comunidades autónomas han comenzado a aliviar. Moisés Robledo, médico de familia del Centro de Salud de Contrueces en Gijón, y Yolanda Iglesias, profesora de Informática de Formación Profesional en Avilés, han explicado en La Ventana sus condiciones laborales.

Robledo ha asegurado que en su consulta tiene un paciente cada seis minutos, por lo que la reivindicación de los diez minutos es reivindicar una media: "Lo que pedimos es tener el tiempo suficiente para cada paciente. Hay algunos cuya consulta se resuelve en cuatro minutos y otros que necesitan quince. Entonces lo que pedimos, de media, son seis pacientes cada hora".

La atención primaria se basa en la cercanía con el paciente, en conocer su día a día y tener tiempo para detectar sus necesidades. En la medicina familiar la tecnología no cuenta tanto como en otras, aunque en los últimos años ha asumido funciones que antes realizaban otros especialidades, por lo que ha disminuido el tiempo de dedicación a cada paciente: "Ahora mismo la atención primaria resuelve muchas cosas que antes eran hospitalarias: detención precoz del cáncer, cirugía primaria o ecografías. Esas actividades son apartadas hacia la esquina con una ratio de consulta muy alta".

ESTADO DEL MALESTAR

Los médicos de familia reclaman tener diez minutos para atender a cada paciente. Los profesores asturianos se manifiestan para intentar que un maestro de secundaria no tenga 200 alumnos a su cargo. Esto es España, año 2017

La saturación también se está produciendo en la educación pública asturiana. En los últimos años las condiciones laborales del profesorado bajaron sustancialmente y con ello la calidad de la enseñanza. Las horas lectivas que tiene un docente de Secundaria han aumentado en los últimos cinco años. Antes de 2012 tenían 18 horas lectivas a la semana y desde entonces tienen dos horas más. "Hay determinadas comunidades que están volviendo atrás.  Aquí en Asturias el Consejero se niega a volver a esa situación, que hacía que pudiésemos tener tiempo dedicado a corrección de exámenes, de trabajos, de atención a padres... En definitiva, una serie de tareas que tenemos que dejar de lado", ha señalado Iglesias.

La ratio de alumnos por profesor es también un motivo de queja. Dependiendo de la asignatura que se imparta, pueden llegar a tener unos 200 alumnos. Es el caso de asignaturas como Lengua Castellana y Literatura, que es obligatoria desde el primer curso de la ESO hasta segundo de Bachillerato. Iglesias ha echado cuentas: "Corregir un examen nos lleva unos diez minutos. Si yo tengo un grupo de 25, esos son cuatro horas de trabajo. Un profesor puede tener cuatro, seis u ocho grupos, dependiendo de la materia que imparta y teniendo en cuenta que en la ESO se suele  hacer un examen por cada tema, un profesor con seis grupos tiene que dedicarle 24 horas".

Cargando