¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Otro Barrio

Luisa Jodorovich

Luis Alegre nos acerca a la biografia de la matriarca del clan.

Hace unos días murió en Barcelona una mujer muy poco común. Era la matriarca de un clan mafioso que ha tenido una gran presencia en la crónica negra de la España de las últimas décadas. Se llamaba Luisa Jodorovich, ha muerto a los 80 años.

La saga gitana de los Jodorovich es de origen centroeuropeo. Muchos de sus miembros, en los años 30, en pleno auge del nazismo, huyeron de sus países y se instalaron en lugares como Barcelona. En el caso de Luisa, su padre Mateo era rumano y su madre Ana era húngara. Pero Luisa nació ya en Barcelona, en el barrio de Sans, en 1936.

Las primeras noticias de su actividad delictiva son de la década de los 60. La primera vez que Luisa Jodorovich sale en la prensa es en 1968, cuando ella tiene 31 o 32 años y es arrestada en La Escala con otros gitanos por un par de robos que el periódico Los Sitios calificó de “importantes”. 

En una primera época, su fuerte era el robo de coches y de joyas y el saqueo de viviendas, sobre todo las de las zonas más turísticas de Cataluña. Pero desde los años 70, fueron a por todas y ampliaron su actividad al tráfico de armas y al narcotráfico. Eso ya eran palabras mayores.

En 2006, a sus 70 años, Luisa escribió un libro titulado precisamente Por qué dejé la delincuencia. En él explicaba que después de hacerse inmensamente rica con el narcotráfico, gracias a Dios comprendió el horror que encerraba ese mundo al perder a tres de ocho sus hijos por adicción a las drogas. Lo de Gracias a Dios es en este caso la literal: se agarró a la fe y abandonó la delincuencia.

Rebeca Carranco, redactora de sucesos de El Pais nos ayuda a entender quién fue y qué representó Luisa Jodorovich.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?