¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CIBERSEGURIDAD

Soledad Antelada, experta en ciberseguridad y una de las mujeres latinas más influyentes

Es la primera y única mujer que trabaja en el 'Lawrence Berkeley National Laboratory', (el centro de investigación del gobierno estadounidense)

()

Estudió informática, es hacker, trabaja en el Departamento de Energía de EEUU, se dedica a la ciberseguridad, tiene 39 años, es mujer y es latina. Soledad Antelada, es una de las mujeres latinas más influyentes; es la primera y única mujer en el 'Lawrence Berkeley National Laboratory', (el centro de investigación del gobierno estadounidense) y lidera ‘Girls Can Hack’ (las mujeres pueden hackear), una fundación creada para potenciar el pepel de la mujer. Por todos estos motivos se ha convertido en una activista de su propia vida. Pero todavía le quedan muchas barreras por traspasar.

Está en Gran Canaria, dentro del 'III Encuentro Internacional de Mujeres Emprendedoras', un punto de encuentro entre emprendedoras de América, África y Europa. Soledad es pionera en este campo. Es la primera y única mujer en el Laboratorio donde trabaja, dependiente del Departamento de Energía de EEUU, donde se trabaja en la gestión de armamento nuclear o de las reservas de petróleo. tengo dos trabajos, el mío y el de concienciar a la sociedad sobre igualdad”, asegura.

Antelada estudió informática en Málaga, pero no por vocación, sólo sabía que estudiaría una carrera de ciencias, matemáticas o telecomunicaciones. Cuando empezó la carrera ni siquiera tenía un ordenador en casa. “Mis padres dijeron que tendría que comprar uno ya que iba a estudiar esa carrera”, recuerda.

La aventura de su vida empezó en la Universidad de Málaga, cuando terminó los estudios viajó a Estados Unidos a completar su formación académica y de ahí empezó una beca en el 'Lawrence Berkeley National Laboratory' y cuando terminó le ofrecieron trabajo.

Fruto de su alto compromiso y activismo en potenciar el papel de la mujer en el trabajo creó la fundación ‘Girls can Hack’ (las mujeres pueden hackear), en 2014. Una organización sin ánimo de lucro que ayuda a las mujeres a tener voz. Además imparte charlas y orienta a otras mujeres. Les aconseja y les comenta posible becas o trabajos que pueden surgir.

Es experta en ciberseguidad y su diagnóstico de cara a los futuros ciberataques es que no van a cesar y que las empresas deben invertir en ello. “El ataque de la semana pasada se había filtrado por la NSA pero las empresas no se movieron”, cree que podría ser menos lesivo. La inversión es importante, asegura y sobre todo la adaptación a los tiempos. Y eso se nota en cómo afrontan las empresas sus problemas.

Cargando