¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

PALMERAS SALVAJES

Una generación vengada

En unas elecciones tienes que vender algo, y si es una historia personal, mejor. Pedro Sánchez tenía un historia personal, la de la venganza. Pero también tenía una historia política: en cada operación judicial que involucra al PP aparece detrás el PSOE absteniéndose

Sólo hay una manera de que el secretario general de un partido que ha conseguido los dos peores resultados de su historia, arrase meses después en unas elecciones internas. Maniobrar para echarlo y, una vez dimitido, abstenerse para que gobernase la derecha.

Lo que ha ocurrido no es tanto un asunto político como humano. Cuando humillas a un hombre, cuando humillas a una mujer, le estás dando la oportunidad de una venganza. Hay pocos sentimientos que muevan más a una persona que el de volver como triunfador al lugar del que fuiste expulsado. Y peor aún para Susana Díaz: nada le gusta más al público que un relato así. El relato del agraviado que regresa para vengarse es un relato de éxito. La imagen del resistente que termina cayendo y se recompone para volver es una imagen que vende.

En unas elecciones tú tienes que vender algo, y si es una historia personal mejor. Pedro Sánchez tenía un historia personal. Pero también tenía una historia política: en cada operación judicial que involucra al PP, en cada reprobación a un ministro, en cada respaldo de Rajoy a sus fiscales aparece detrás el PSOE absteniéndose. Esas dos historias de Sánchez, la personal y la política, tienen algo en común: se las escribieron sus enemigos.

Es probable que ocurran cosas que no le gustan a Podemos, cuyos dirigentes decían en privado hace tres años que Sánchez era el secretario general más de derechas que tuvo nunca el PSOE, y cosas que le gustan más al PP, como que el PSOE le deje libre el centro, y menos, como que organice una ofensiva desde la izquierda y el independentismo. Iba a decir nacionalismo pero ése ya lo tiene el PP, al menos el vasco. Todo dependerá de la siguientes primarias que se celebren en el PSOE.

Y ahora, a pensar en las primarias. Porque una vez que ha ganado Pedro Sánchez hay que votar qué Pedro Sánchez de los tres que hemos conocido llevará el rumbo del PSOE.

Cargando