¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Ojo Izquierdo

¿De verdad que todos van a ayudar a Sánchez?

El nuevo secretario general cuenta con el decidido apoyo de la mayoría de los militantes. Hará bien en huir de la prepotencia, pero aún mejor Díaz en guardar el rencor de mala perdedora, expuesto anoche sin complejos en una intervención penosa

Muchísima y muy significativa diferencia entre los dos principales candidatos, Pedro Sánchez -más votos que avales- y Susana Díaz, más avales que votos. Las pifias del aparato. Ésta es la primera constatación para cualquier análisis, porque de esos datos se desprende que el partido no se ha roto en dos mitades muy parejas, como se auguraba.

Lo cierto es que el nuevo secretario general cuenta con el decidido apoyo de la mayoría de los militantes. Victoria y derrota inapelables. Hará bien Sánchez en huir de la prepotencia y buscar la unidad, pero aún mejor Díaz en guardar el rencor de mala perdedora, expuesto anoche sin complejos en una intervención penosa. Exijamos generosidad al primero, pero lealtad a la segunda. Y sus antecedentes son malos, muy malos.

Algún día hablaremos de los errores de algunos, pero mejor empezar a pensar en lo importante y, como diría Rajoy, en los muchos líos que esperan al ganador. Por lo pronto, la estabilidad de las federaciones, donde los pedristas han triturado a los susanistas, la preparación del Comité Federal, definir qué hacer con el Congreso y las políticas a seguir frente al Gobierno, pero también frente a Podemos.

Conviene un poco de sosiego y encender las luces largas. Cósase el partido entre todos, porque lo que queda por delante es labor para gigantes: el futuro de la izquierda. Ahí es nada.

Cargando