¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

MEDIO MINUTO

El PSOE ya tiene otro relato

"Será crítico que Pedro Sánchez sea capaz de sumar apoyos y ampliar la mayoría. Y será decisivo que quienes tienen poder territorial se pongan a colaborar con el nuevo líder"

El PSOE ha dado un ejemplo extraordinario de participación democrática con un 80% de participación. Y el candidato que aparentemente empezaba el proceso con menos opciones ha sido el ganador. Pedro Sánchez obtuvo una victoria inapelable con más de 10 puntos y 15.000 votos de diferencia respecto a Susana Díaz, quien ha contado con el apoyo de casi todos los presidentes autonómicos y de la dirigencia histórica del partido.

El PSOE, desde anoche, ha enterrado el relato del comité federal del 1 de octubre. Ya tienen otro y lo han proporcionado los militantes. El nuevo líder tiene como tarea prioritaria unir al partido, con una primera estación en el congreso de junio. Será crítico que esta vez sea capaz de sumar apoyos y ampliar la mayoría, al contrario de lo que ocurrió la vez anterior. Y será decisivo que quienes tienen poder territorial se pongan a la tarea de colaborar con el nuevo líder. Si a partir de hoy vuelve a instalarse el cainismo en el PSOE, pueden dar por hecho que tienen un futuro negro.

Son unas primarias que dejan muchos mensajes. Por un lado, Pedro Sánchez vence con un discurso pegado a las bases, con una idea programática muy de izquierdas y sin descartar posibles acuerdos con Podemos.

Otra lectura tiene que ver con el fenómeno ya habitual en la izquierda europea, donde vencen en sus primarias los candidatos con un discurso de este tipo aunque después en las urnas les haya ido mal.

Y otro mensaje claro de las primarias es que los barones de hoy tienen un poder muy relativo. Pedro Sánchez ha vencido en 15 autonomías, en todas salvo en Andalucía y Euskadi. Por eso será vital que el secretario general no caiga en la tentación del sectarismo y el ajuste de cuentas y evite provocar inestabilidades territoriales. Y que quienes tienen el poder autonómico, que han apoyado casi unánimemente a Susana Díaz, tienen que demostrar a su vez lealtad con el nuevo secretario general.

Y algo más, veremos cómo influye la victoria de Pedro Sánchez en la legislatura. De entrada, el líder está fuera del Parlamento.

Así están las cosas: pero el PSOE no aguanta ya ni media crisis más. No son tiempos ni de purgas ni de deslealtades.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?