¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Iñaki Gabilondo

Entre el evangelio y la realidad

Después de la resonante victoria de Pedro Sánchez las miradas más morbosas se centran en los nombres propios, en la historia de las vendettas ciertas o imaginarias, y en las relegaciones y promociones con vistas al congreso del día 17 de junio, y a los subsiguientes congresos regionales. Muy interesante todo ello, desde luego pero lo importante de verdad, y lo más difícil, es acertar con la orientación del partido en un momento tan delicado. Con su definición, con las señas que le hagan identificable, y con una propuesta a la sociedad que sea útil, realista y posible en asuntos de gran complejidad y con límites insuperables. Marc Lazar, director del Centro de Historia de Sciences Po de París, gran experto en los socialismos europeos, lleva años diciendo lo que ahora ha vuelto a repetir: que la socialdemocracia está en declive porque sigue sin saber cómo reconciliar sus viejos ideales con el principio de realidad, con la realidad de su verdadera capacidad de maniobra en la actual estructura europea y con la realidad del enorme cambio social que está desbordando los partidos tradicionales, el último ejemplo ha sido Francia.

La derecha se atiene al principio de realidad sin problemas, no se distrae en ninguna otra cosa. La izquierda de la izquierda, que no tiene experiencia en la servidumbre de gobernar, puede mantener inmaculados sus ideales. La socialdemocracia, con vocación gestionaria e institucional, se columpia en un incesante vaivén entre su evangelio y la realidad. A Pedro Sánchez, con muchos enemigos enfrente, le toca ahora enfrentarse con este complicadísimo jeroglífico.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?