¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Iñaki Gabilondo

Se acabó la previa

"Cuánta energía perdida en un procès que, no sé si algún día, pero desde luego hoy por hoy no puede ir más lejos"

Creo que podemos dejar de marear la perdiz de Cataluña y dar por concluidos los prolegómenos de la confrontación. Eso que los deportivos llaman la previa ya no puede estirarse más. La propuesta de pacto para el referéndum de Puigdemont en el Ayuntamiento de Madrid, o la propuesta del gobierno de llevar este debate al conducto reglamentario, es decir, al Congreso, han sido gestos más que intentos, porque sabían que no iban a prosperar. Nunca existió la menor posibilidad de diálogo ni sobre la independencia, por razones obvias, ni sobre el referéndum, donde si alguna vía teórica existía, algunos expertos pensaban que la había, quedó descartada por el gobierno desde el primer instante. Lo que siempre se supo y ha llegado: solo quedan la confrontación, la frustración y las elecciones. Seguramente las tres y por ese orden, porque espero que el plan de declarar unilateralmente la independencia, que como hemos conocido estos días figura en los textos del soberanismo, forme parte de las exaltaciones redactadas en tiempo de euforia y que no esté en la actualidad en la mente de Puigdemont y de Junqueras.

Cuánta energía perdida en un procès que, no sé si algún día, pero desde luego hoy por hoy no puede ir más lejos. Y cuánto tiempo perdido para todos, además, para ese otro proceso de diálogos, compromisos y acuerdos políticos, que hubiera debido generar hace por lo menos cinco años la evidencia de que a Cataluña, a la independentista ya la otra, no le vale ya su estatus actual. Y que el que pudiera llegar a valerle tiene que ser construido entre todos a partir de la toma en consideración de su voluntad. Qué gran fracaso de la política.

Escucha la firma de Iñaki Gabilondo en 'Hoy por Hoy'


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?