¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Faro de Patiño

La sonrisa contagiosa de Macron

Angela Merkel, con su fino olfato político, se ha dado cuenta que debe montarse en la ola europeísta que ha llevado a Macron al Elíseo frente al populismo

Reunión del G-7 en Taormina, Sicilia. / ()

Europa ha encontrado su anti-Trump. La sonrisa espléndida y el pulso firme de Emmanuel Macron se han impuesto en su estreno internacional al gesto desabrido y grosero del presidente de Estados Unidos. La prensa francesa, que no se caracteriza por su modestia pero suele ser implacable con sus dirigentes, le ha dado una matrícula de honor a su nuevo Presidente en su estreno entre los grandes de la política mundial.

Pero lo más importante de la cumbre de la OTAN y después del G7 es que Angela Merkel, con su fino olfato político, se ha dado cuenta que debe montarse en la ola europeísta que ha llevado a Macron al Elíseo frente al populismo. Más aún cuando el rival directo de la canciller ha sido presidente del Parlamento Europeo. El problema es que, de momento, a Alemania se la espera. Tanto en las propuestas de Macron de convertir la zona euro en el núcleo duro de la Unión mediante una convergencia fiscal y social como con Grecia, condenada a penar con su gigantesca deuda. A no ser, como desvelan los últimos sondeos, que el objetivo sea hundir a Tsiriza y que la derecha, que maquilló las cuentas del estado en el origen de la crisis, vuelva al poder.

Noticias relacionadas

Cargando