¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Fuego y Chinchetas

Con
Elisa Muñoz y
Carlos G. Cano

El disco que Franco no querría escuchar

En el estremecedor debut de Maria Arnal i Marcel Bagés conviven el amor, la crítica social y las fosas comunes

Francisco Franco censuró muchos discos durante sus casi cuatro décadas como caudillo y, si pudiese seguir dictando lo que podemos oír y lo que no, vetaría también el debut discográfico de Maria Arnal i Marcel Bagés. Razón no le iba a faltar, desde luego, porque pocos trabajos honran a sus víctimas y cuestionan su obra con tanta belleza, tanta contundencia y tanta dignidad.

Maria Arnal i Marcel Bagés. / MARC SEMPERE

El título de la canción que, a su vez, da nombre al álbum, 45 cerebros y 1 corazón (Fina Estampa, 2017), se basa en una noticia real: "Habla de una fosa común donde se hallaron 45 cerebros y un corazón conservados como si fueran de faraón", cuenta Maria Arnal. "Pero aquí no hay mito ni rito porque de eso no se puede hablar. Y por eso le hemos puesto este nombre al disco. Porque hay que hablar de estas cosas".

En la letra de Desmemoria, planteada como una adivinanza ("más vieja que la esperanza [...] / callando la matas [...] / la encuentras si rescas"], abundan sobre el mismo tema. "Queríamos trabajar la idea de ese silencio que ha traspasado generaciones y que tiene que ver con el miedo a expresar la opinión públicamente", cuenta la vocalista la catalana. "Estos días, durante la promoción del disco, pienso mucho en mi abuelo, que siempre me explicaba historias de la Guerra Civil... y siempre me decía que no las contara fuera de casa", añade Marcel Bagés.

El gran hit del disco, de todas formas, es la arrebatadora Tú que vienes a rondarme: tres minutos alta intensidad que se apoyan, como los Refree y Silvia Pérez Cruz de Granada, en el minimalismo de un vozarrón y una guitarra. Un himno al flirteo que mezcla dejes folclóricos con el universo del cómic Promethea, de Alan Moore, y hasta con un riff de guitarra inspirado en una canción del belga Stromae.

También dan rienda suelta a la pasión en el in crecendo de No he desitjat mai cap cos com el teu [Nunca he desado un cuerpo tanto como el tuyo], un poema musicado de Vicent Andrés Estellés. "Termina diciendo a mamar tots els versos, a la mierda todos los versos, porque habla de un deseo tan bestia que no hay poesía que pueda sostenerlo", cuenta Maria Arnal.

El tercer gran tema del disco es la política y la reivindicación social. En su versión de Canción total, un tema original de Las Víctimas Civiles, hablan de cómo un crédito bancario te puede condenar a la pobreza. En Bienes se preguntan, casi a ritmo de copla, "si es que el agua tiene dueño" o "quién gana cion nuestro sol". Y en La Gent hacen suyos unos cuantos versos de Joan Brossa para recordarnos qué podríamos conseguir con una huelga general de una semana. Franco debe de estar revolviéndose en su tumba. La del Valle de los Caídos (por el momento).

En la edición en CD, para descubrir el título del disco hay que reascar. Como con la memoria histórica... / FINA ESTAMPA

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?