¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Iñaki Gabilondo

Nuestra vida, en la nube

¿La creciente complejidad informática incrementa nuestra seguridad o incrementa nuestra vulnerabilidad? Un fallo informático ha provocado más de 48 horas de caos en el aeropuerto de Heathrow, y unos días antes un ciberataque había secuestrado 300.000 ordenadores en 150 países.

La sensación de fragilidad de este asunto se agravó cuando supimos que el problema lo había resuelto un joven británico de 22 años registrando un dominio web que solo le había costado 10 €.

Un par de semanas antes, yo había estado con Julian Assange en su encierro la embajada ecuatoriana de Londres. Si él y su pequeño equipo habían podido burlar los blindajes más infranqueables, incluida la mismísima CÍA, yo me preguntaba qué podría llegar a ocurrir, porque tan cierto es lo mayúsculo, es decir, que se libra una gigantesca batalla de poder a las alturas en la nube, entre las grandes potencias y los almacenadores de los Big Data, como lo minúsculo, que estamos a merced de un virus, una caída de potencia o un hacker con talento capaz de colarse por las fisuras.

Si pueden ser asaltadas las redes mejor acorazadas, si pueden fallar los sistemas más sofisticados siendo así que todo está informatizado ya, desde lo que somos a lo que tenemos, desde lo que decimos lo que hacemos o pensamos, desde lo que nos vértebra hasta lo que nos defiende, ¿cuál es la verdad de nuestra vulnerabilidad?, ¿están seguros nuestros datos, nuestros ahorros, nuestros bancos, nuestros ejércitos? La simple pregunta produce sudores fríos.

Escucha la firma de Iñaki Gabilondo en 'Hoy por Hoy'

Cargando