¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EL DIETARIO

Eterna elusión de responsabilidades

Josep Ramoneda reflexiona sobre la dimisión de Moix, los retos de Pedro Sánchez y la decisión de Trump de romper los acuerdos de París sobre cambio climático

Juegos de casta, como dirían otros. Ayer el gobierno dejó de defender al fiscal Anticorrupción Manuel Moix y puso en manos del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, la decisión de cesarle. Hoy Maza dice que no ve razones para ello, pero acepta la dimisión de Manuel Moix. Eterna elusión de responsabilidades. Entre todos le auparon y él solito se fue. Se pretende cerrar así un ciclo de tres meses de despropósitos, en que Moix navegó a tientas en medio de un ambiente en que afloraban los manejos judiciales del gobierno en tiempos de corrupción. Con la entrega de la cabeza de Moix, el PP intentará pasar página al lío de los fiscales. ¿Lo permitirá la oposición?

Pedro Sánchez en su momento decisivo. Su triunfo ha sido celebrado en espacios que van mucho más allá del PSOE, como rechazo de una época y de una manera de entender la política, que también va más allá del PSOE y alcanza al PP. Pero los mismos que expresan esta satisfacción, desconfían de la capacidad de Sánchez de capitalizar este éxito. En sus manos está desmentir a los pesimistas. Al PSOE se le ha abierto una oportunidad imprevista, pero la expectativa puede durar poco si Sánchez no da el salto. De momento, se ha dejado embridar muy fácilmente por Rajoy en la cuestión catalana. Y la estrategia de dureza en Cataluña es precisamente la vía escogida por Rajoy para taponar las vías de desprestigio que la corrupción y su desidia le han abierto.

El desmarque de Donald Trump del acuerdo de Paris sobre el clima es perfectamente coherente con el discurso del odio en que fundamentó su campaña. La construcción del enemigo será vital en un futuro próximo en que no será posible sostener los niveles de vida actuales. Y para proteger a los nacionales habrá que mandar a la miseria a los otros. No hay recursos para todos. Si no se afronta el agotamiento del planeta, miles de millones de personas perderán toda esperanza. Y Trump opta por este escenario. Sálvese quien pueda.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?