¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

LA OPINIÓN DE FRANCINO

El método Capdevila

Carles Capdevila simboliza lo que significa ser buena persona y gente normal. Ni más. Ni menos. A él que le gustaba tanto la educación, propongo que a partir de ahora se estudie en las facultades el método Capdevila

Mira que tenemos noticias cada día y de todo tipo, ¿eh? Ya sean de economía, de política, de cultura, de sociedad, de deporte… Pero por desgracia un porcentaje bastante elevado lo suelen ocupar personas, digamos que poco recomendables, o no muy interesantes, cuando no directamente indeseables. Por eso cuando alguien se aparta de ese ecosistema destaca; y destaca mucho. Yo les quiero hablar hoy de la vida a través de los ojos de una de esas personas y a partir de seis reflexiones que me parecen fundamentales. Allá van.

PRIMERA: La amabilidad puede ser la idea más revolucionaria. Tiene el poder transformador de las personas que por donde pasan mejoran el ambiente.

SEGUNDA: Sin confianza, no hay motivación, porque confiar a menudo da más fruto que vigilar.

TERCERA: No se puede discutir con un imbécil. La clave es detectarlos y frenarlos antes.

CUARTA: La persona con la que no te sepa mal llorar es por fuerza un buen amigo. Sobre todo si también sabéis reír juntos.

QUINTA: Necesitamos más mala leche y más esperanza. Tenemos que estar más cabreados y más ilusionados a la vez.

SEXTA: Lo peor del miedo es cuando nos pilota; el miedo nos puede hacer traidores. O nos puede paralizar por completo. Y el miedo a morir… nos puede impedir…vivir.

Estas frases no son mías. Forman parte de un artículo que escribió a comienzos de año el periodista Carles Capdevila, exdirector del diario “Ara” y colaborador de Gemma Nierga en “guía de padres”. Llevamos todo el día llorando su muerte, porque hay pocos casos –de verdad, yo al menos no conozco muchos - donde sea tan unánime el reconocimiento y el cariño. Y a estas alturas lo único que me gustaría decir, subrayar, es que este hombre simboliza lo que significa ser buena persona y gente normal. Ni más. Ni menos. A él que le gustaba tanto la educación, propongo que a partir de ahora se estudie en las facultades el método Capdevila.

Cargando