¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Medio minuto

El banco fantasma

"No puede ocurrir que un banco como el Popular desaparezca de un día para otro sin más, como si la activación del proceso europeo y la adjudicación express y las consecuencias exclusivas para los particulares lo explicaran todo."

La semana pasada se preguntaba José María Izquierdo cómo es posible que un banco desaparezca de un día para otro. Pues eso es exactamente lo que ha sucedido con el Banco Popular: fue engullido por el Santander en menos de 24 horas, con sus 150.000 millones de activos, sus 12.000 empleados, hoy pendientes de su empleo, y sus 350.000 accionistas, que han perdido su inversión. Hubo un tiempo en España en el que el discurso imperante era contrario a utilizar fondos públicos para rescatar entidades financieras. Así se ha hecho, salvo sorpresa por venir: las pérdidas ahora son privadas. A cambio de utilizar este mecanismo europeo se arruina a accionistas y bonistas.

El ministro Luis de Guindos, que comparece hoy en la Comisión de Economía, podrá explicar hoy qué ha fallado para que un banco que lleva cinco años en la cuerda floja haya tenido que ser traspasado sin subasta pública en 24 horas. Por qué el supervisor no actuó antes pese a la sobreabundancia de activos tóxicos y la carencia de provisiones suficientes. Y por qué el banco pasó hace menos de un año las pruebas de estrés. Un banco, que en los noventa fue el más rentable del mundo. Y que hoy es un banco fantasma del que solo quedan sus rótulos en las paredes y una historia noble vinculada a las pymes bajo el código ético de la entidad hasta que bebió la cicuta del ladrillo y empezó a pudrirse.

Como un mal derivado en el tiempo, el ladrillo sigue matando. Creíamos haber sanado pero nos topamos con esta caída a la vez que miramos de reojo a alguna otra entidad. Lo peor, además de las pérdidas de los inversores, es que España vuelve por unas horas al escenario por el que solía. Es una caída a contraciclo y que se produce tras la adopción de medidas muy estrictas en España y en la UE. Por eso se necesitan mayores explicaciones. No puede ocurrir que un banco como el Popular desaparezca de un día para otro sin más, como si la activación del proceso europeo y la adjudicación express y las consecuencias exclusivas para los particulares lo explicaran todo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?