¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

"¡Oh, tierra, adiós!"

El final de "Aida" es uno de los momentos más mágicos de una de las óperas más solemnes y misteriosas

Hay muchos fragmentos de óperas que dejan al oyente paralizado, pero pocos pueden igualarse con el final de la impresionante "Aida", de Verdi. Dos amantes, encerrados en vida en una tumba egipcia, se despiden de la existencia... mientras fuera del sepulcro, una tercera voz -culpable de esas muertes- se lamenta.

Una música delicadísima, un coro misterioso en segundo plano... El compositor crea un ambiente místico, y todo al final de una ópera conocida por su pompa y magnificencia ¡Escúchalo con nosotros!

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?