¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

CRONOVISOR XIII

Erich Von Däniken y sus recuerdos del futuro

Acabamos de cumplir 45 años de la publicación en 1972 del libro Recuerdos del Futuro del escritor suizo Erich Von Däniken. El libro se escribió en 1966 pero no encontró editor hasta dos años después. Y luego el éxito mundial. Millones de libros vendidos en todo el mundo contando una historia que hasta entonces era revolucionara. Los relatos que hablaban de antiguos dioses en todas las culturas, incluida la nuestra, estaban inspirados en la visita hace miles de años de astronautas del espacio.

Cumplimos 45 años de la publicación en España de uno de los libros más polémicos jamás escritos en relación al mundo de la arqueología. Recuerdos del futuro, cuyo título original en alemán lanzaba la cuestión “¿los carros de los dioses?” vio la luz en 1968. En él Däniken pretendía demostrar, sin conseguirlo, que el origen de la civilización humana se encontraba en un lugar fuera de nuestro planeta de donde habían venido unos seres hace miles de años cuyo reflejo había quedado supuestamente patente en el arte y la tecnología de las primeras civilizaciones.

Todos somos hijos de… los astronautas

Egipcios, mayas, pascuences, babilonios, andinos, indios, chinos… todas las culturas del mundo, incluida la judeocristiana, estaban inspiradas por esas visitas de astronautas. Las pruebas eran "evidentes".

El valor de Recuerdos del Futuro no descansa, en absoluto, en las peregrinas y absurdas teorías defendidas por este curioso y excéntrico investigador suizo, sino en la posibilidad que dio a millones de personas en todo el mundo de conocer enclaves y lugares arqueológicos de los que de otra forma, jamás hubieran oído hablar. Es cierto que en ocasiones la particular visión del pasado de Däniken tergiversaba la realidad histórica y material de lugares como la isla de Pascua, México, Perú, Bolivia, Argelia, Egipto, Malta, Irak o Japón, entre otros innumerables sitios. El paso del tiempo nos ha hecho ver esos lugares de una forma diferente a la propuesta por el antiguo hostelero suizo. Sin embargo, en la actualidad, en la mente de muchos de sus lectores no ha quedado nada de las increíbles teorías de Däniken y sí el conocimiento y la fascinación por unos monumentos que no por ser más humanos pierden un ápice de su fastuosidad. Yo solo tengo palabras de agradecimiento a Däniken por haberme descubierto un mundo absolutamente increíble de historia y arqueología.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?